Vecinos denuncian que la factura del agua se dispara de 30 a 90 euros

  • Gestagua, la empresa responsable del suministro, ha actualizado los contadores de muchos consumidores y esto ha disparado los importes · También hay quejas por su calidad y su mal olor

Numerosos han sido los vecinos de Albox que en las últimas semanas se han acercado a las oficinas de Gestagua, la empresa responsable del suministro de agua en la localidad, para pedir explicaciones por la última cuota trimestral que han pagado. La mayoría lo hacían porque ha aumentado el pagaré, usuarios que venían consumiendo en torno a 30 euros, han pasado a 60 o incluso a los 90 euros.

Estos vecinos no sabían con exactitud si es que había aumentado el canon o es que se habían equivocado al facturar el suministro. Según la Jefa de Servicio de Gestagua, Eva Pérez, "cada caso es distinto, pero es cierto que en las últimas semanas han venido a la oficina bastantes vecinos con una factura superior a la del trimestre anterior, aunque no tiene nada que ver con una subida de la tarifa". Según la responsable de la concesionaria del agua, se han juntado varias circunstancias, "por una parte, la instalación de un nuevo programa de gestión de abonados, además desde hace unos meses cuentan con un nuevo trabajador que mide los contador y por distintas causas, a los usuarios afectados no se les había podido medir el contador hace meses, y se le había hecho una evaluación de consumo, al leer ahora exactamente la cantidad consumida, se les ha cobrado el retraso de los meses anteriores, y esto ha hecho que la última factura sea más elevada".

Al preguntar a los vecinos que acudían a la oficina para pedir explicaciones, decían sentirse "resignados en materia de agua", en lo que llaman " una demanda histórica". Siguen sin sentirse satisfechos por su calidad, aunque reconocen que en los últimos meses, el agua es un poco mejor. "Es un poco mejor, pero todavía hay muchos días en los que el agua sale roja o marrón y lo peor es el pestilente olor que desprende. Soy incapaz de lavarme los dientes con el agua que sale por el grifo" se queja Pedro, un vecino del barrio de la Loma. Del mismo modo, se quejan de los inconvenientes que este agua les provoca con labores domesticas como la colada.

En este sentido, Eva Pérez, explica que desde el pasado mes de abril de 2007, se está mezclando el agua del Pozo de las Zorreras con el agua de Galasa, y esto hace que sea mejor que en los últimos años. Reconoce eso sí, que "la red del municipio es obsoleta, y que tiene los restos de manganeso y demás residuos de los pozos que a lo largo de la historia han suministrado al municipio. Esos restos acompañen al agua, y hacen que huela mal y a veces, tenga ese color rojizo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios