Vecinos piden ahora que el Algarrobico abra su puertas

  • Ayer se manifestaron alegando que su apertura permitirá crear más de 100 puestos de trabajo · Critican a los ecologistas porque "debieron manifestarse antes de construirse"

Comentarios 4

El municipio de Carboneras se ha convertido, tras un verano sin sobresaltos, en un huracán informativo. Tras la marcha de los activistas de Greenpeace a Madrid el pasado miércoles con 27.000 firmas en el bolsillo para pedir la demolición del hotel El Algarrobico a José Luis Rodríguez Zapatero, ahora, muchos de sus vecinos, con el apoyo institucional del alcalde de la localidad, el popular Salvador Hernández, se concentraron en la tarde de ayer en las inmediaciones del complejo para solicitar su apertura vez que finalice el proceso judicial del que se encuentra pendiente, ya que entienden que la inauguración de este establecimiento supondría un revulsivo económico para la zona dado que la puesta en funcionamiento del hotel promovido por Azata del Sol supone la creación de unos cien puestos de trabajo directos.

El regidor ha explicado que el sentir de los vecinos y comerciantes de Carboneras pasa por la apertura del inmueble ya que "está prácticamente terminado" y que "sean los responsables políticos y económicos los que paguen" por la construcción del mismo, en caso de que finalmente sea declarado "ilegal" por un juez. Así, creen que la destrucción del edificio no conllevaría la recuperación del espacio natural, ya dañado.

La Asociación de Empresarios Turísticos de Carboneras (AET) ya trasladaron que "no está de acuerdo con que personas de diversas organizaciones vengan al pueblo de Carboneras a ejercer presión a los gobiernos democráticos y a los jueces para conseguir que se derribe el hotel" e incidieron en que "el futuro y apertura de este hotel está ahora mismo en manos de los jueces y debemos dejar que sean sólo ellos los que decidan".

Asimismo, lamentaron las actuaciones del los grupos ecologistas puesto que "si tenían alguna objeción que hacer al hotel, la deberían de haber manifestado antes de su construcción, cumpliendo con los periodos legalmente establecidos, y no ahora cuando el daño que está ocasionando su paralización es incalculable para el pueblo de Carboneras".

Según la AET, Carboneras necesita una zona de expansión natural, y debido a las limitaciones de las áreas industriales y protegidas del Parque Natural, la zona del Algarrobico "es la única zona de desarrollo posible para el futuro de ésta y próximas generaciones". Por ello la AET "apoyará toda iniciativa pública y privada que vaya encaminada al bienestar y desarrollo social y económico de la localidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios