Venzal ataca a los hosteleros por su llamada a la "desobediencia civil"

  • El portavoz de Gobierno no descarta la posibilidad de que una Feria del Mediodía sin botellón vuelva a celebrarse en el futuro todos los días · Ashal califica la decisión municipal de "antidemocrática"

La rotunda negativa anunciada por parte de los hosteleros de aceptar la reducción de la Feria del Mediodía ha sido calificada por parte del equipo de Gobierno de Almería como "desobediencia civil". El portavoz Pablo Venzal expresó ayer la voluntad municipal de recibir el apoyo que hasta ahora no han recibido por parte del colectivo como corresponsables "de la situación en la que ha derivado la Feria de la tarde". Según explica el concejal la Feria del Mediodía fue una iniciativa que nació "para activar el casco histórico que se fue de la mano y se convirtió en un macrobotellón lúdico". Vandalismo, limpieza y falta de seguridad son los principales problemas esgrimidos por el edil en relación a la celebración actual de las tardes de Feria, por lo que resalta la necesidad de "reconducirla hacia los objetivos iniciales ". Cuenta el equipo de Gobierno con el acuerdo "de algunos dirigentes de la oposición", con la finalidad de "demostrarnos de que somos capaces de hacer de esta celebración una verdadera muestra gastronómica y un reflejo de lo que queremos que se vea de la capital en el exterior", a diferencia del "macrobotellón, que ha llevado a que otras ciudades, como Málaga, lo hayan suprimido".

Con todo, no descarta el edil el que pueda volver a celebrarse todos los días, aunque "una vez que se haya reconducido a los objetivos iniciales".

Venzal critica, por otra parte, el que Ashal se haya establecido como "interlocutor único, sin dejar que ningún otro establecimiento pueda establecer su ambigús". Así, recuerda que es el Ayuntamiento quien debe organizar la Feria y no una asociación "que no representa a la totalidad".

La Asociación de Hosteleros de Almería, según indica, hasta el momento no ha podido poner en marcha "sus propias medidas para mejora la Feria del Mediodía", entre ellas, el control de la música, la suciedad o la uniformidad de los chiringuitos.

Lejos de conseguir el acercamiento que desde el Ayuntamiento se pretendía, según las palabras de Venzal, desde la asociación se vieron "menospreciados" como asociación, en referencia a la posibilidad de que existan otros interlocutores "que nadie conoce", insistiendo en que las medidas adoptadas son "autoritaristas, antidemocráticas y retrógradas". No se ha contado con el sector, mantienen, ya que "sólo en una reunión en la que se propuso como posibilidad acortar la feria y matiza que "no llama a la desobediencia civil por advertir que habrá feria de sábado a sábado, ya que cada empresa es libre de ofrecer sus servicios con ambigúes o sin ellos".

Sobre la Feria, también se ha posicionado el Grupo Socialista, quien apuesta por una duración superior a los cinco días previstos. Así, el PSOE habla de siete días de duración, condicionados a la prohibición del botellón. El portavoz, José Antonio Amate, mantiene además que se debe velar por "compaginar la diversión con el descanso de los vecinos", en referencia a la limpieza y el ruido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios