Volar sobre dos ruedas

  • Cuando llega el verano los motoristas comienzan las competiciones · Unos jóvenes que realizan unos movimientos imposibles en el aire y se juegan la vida a diario · Este año han reducido el coste de participación en las pruebas

"Los locos duran muy poco en este deporte", asegura Sergio Valverde, un agricultor roquetero que se aficionó a las motos desde pequeño tras ver cuanto se retransmitía por televisión y desde hace algo más de un lustro participa pseudoprofesionalmente en cuantas competiciones se celebran en España.

Sergio practica el motocross y junto a él suelen entrenarse un grupo de amigos en unas pistas que les han construido los patrocinadores en la zona de Las Salinas, de cuyo corredor verde pueden escucharse los motores de las motos. "Somos muchos amigos y de un amigo a otro estamos entrenando, compitiendo y donde haya carrera pues ahí vamos".

El próximo día 14 de junio se celebra el Campeonato de España de MotoCross en Roquetas de Mar, concretamente en el Campo Municipal de Fútbol Los Bajos, y los participantes acuden a estas pistas colindantes con otras construida por ellos mismos siempre que sus obligaciones profesionales se lo permiten, porque en sede propia hay que quedar bien y conseguir el máximo nivel.

El motocross es un deporte universal, muy arriesgado y en Roquetas de Mar cuenta con una fiel afición. Este año el coste de participación en campeonatos se reducirá sensiblemente para los pilotos roqueteros y almerienses en general porque se celebra en Roquetas de Mar.

En los viajes se les va un dinero considerable que añadir al costo de la moto y a la equitación, en total le suele salir a un piloto todo por unos siete u ocho mil euros, a lo que añadir también los remolques o vehículos de transporte para el traslado de las motos.

Este importante desembolso económico por parte de los pilotos necesita financiación y solo la están consiguiendo a través de patrocinadores, que en este caso es Team Credit Services SM Racing. Y a éstos le deben las nuevas pistas en las que están entrenado de cara a la cita en su Roquetas de Mar natal.

Para Sergio el motocross es un deporte peligroso en el que ya ha tenido varias lesiones "porque cada vez que te caes, que es poco, siempre te haces algo por muy equipado que vayas".

Antonio Puertas Cebrián es el más joven del grupo a sus 16 años, estudia en Roquetas de Mar que es donde nació y relata que no tenía todavía seis años cuando su padre le regaló una Malaguti un Día de Reyes, el 5 de marzo cumpliría los seis. Y la primera moto de competición se la regalaron con tan solo 10 años.

Participaría en su primera competición en Úbeda (Jaén) con una moto de 65 cc que casi es la mitad de la cilindrada con la que corre ahora, 125 cc. Del mundo de las motos "me atrae todo, sobre todo el buen rollo que hay 'a veces'".

El tiempo libre que le dejan los estudios se lo absorbe la moto, ya que tiene que encontrarse en forma durante todo el año porque participa en todas las carreras que se celebran a nivel nacional, por lo que "hay que estar bien centrao".

Greg Rowbottom Rowby, es un joven piloto de 18 años que se dedica profesionalmente a la moto, concretamente al supercross y motocross. Es inglés y cuando la familia decidió en el 1999 trasladarse a España para asentarse aquí se puso en contra de la decisión paterna, "no quería venirme a España y mi padre me compró una moto como regalo para venirme", asentándose en Antas.

Con la moto regalada por su padre para que se viniese a España comenzó a circular con ella por los caminos y veredas del campo de Antas y hasta que el año pasado participó en su primera competición quedando en segundo lugar en el provincial de Almería y en el 12 en el de Andalucía.

Rowby asegura que en la provincia de Almería hay un nivel aceptable pero en el conjunto de Andalucía el nivel existente es bastante alto como ha podido constatar en cuantas competiciones ha participado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios