Los tres agentes imputados en la red de narcos implican a sus superiores

  • El sargento del cuartel de Roquetas, acusado, asegura que todo se debe a "represalias"

Comentarios 0

Los tres agentes de la Guardia Civil, que testifican hoy en la Audiencia de Almería por su presunta colaboración con una red internacional de narcotráfico que trató de introducir en el año 2001 en la provincia diez toneladas de hachís, han achacado su imputación a represalias de sus mandos.

Así lo ha indicado el letrado del sargento del acuartelamiento de Roquetas de Mar imputado en la trama, en una jornada en la que la sección primera de la Audiencia ha acogido las cuestiones preliminares de la vista que proseguirá con la toma de declaración de 5 de los 19 integrantes de la red para 13 de los cuales las partes alcanzaron el lunes un acuerdo de reducción de penas.

El sargento y los dos agentes del Instituto Armado acusados de facilitar a la banda información para burlar los controles han achacado su acusación a una "represalia por parte de sus superiores". Los tres agentes, que declararán hoy ante el juez Benito Gálvez, enfrentan un total de 17 años y 3 meses de prisión por la supuesta comisión de delitos contra la salud pública.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios