El alcalde cesa a la jefa de la Policía Local y los agentes eligen a su nuevo superior

  • Será Antonio Martos, el también representante sindical de CSIF en el Consistorio

Comentarios 3

Isabel Rubio ya ha dejado de ser la Jefa de la Policía Local de Olula del Río. Ayer, el alcalde de la localidad, Antonio M. Pascual, la cesó de su cargo de responsabilidad y dio así carpetazo a más de ocho meses de crispaciones y tensiones entre los agentes que ha provocado que seis de ellos se dieran de baja psicológica y denunciaran a Rubio por supuestos abusos y menosprecios.

La decisión de su cese, que según fuentes consultadas por este periódico se lleva meditando desde hace días, viene precedida de una reunión el pasado viernes entre todos los agentes implicados a la que se negó a asistir Rubio y en la que se decidió consensuadamente que ellos eligiesen libremente a su nuevo superior, que será, si así lo ratifica el alcalde, Antonio Martos, uno de los agentes que se dio de baja y que ha resultado elegido también como representante sindical de CSIF en el Ayuntamiento.

Fuentes municipales señalan que la drástica decisión "busca solventar un problema enquistado que lleva ya ocho meses y que no ha tenido visos de solucionarse porque el anterior equipo de gobierno no tuvo voluntad política. Ello permitirá que todo vuelva a la normalidad en el pueblo y comiencen las reincorporaciones de los agentes".

De hecho, en el día de ayer tanto Antonio Martos como otro agente recibieron el alta médica y se espera que a lo largo de los próximos días hagan los mismo los otros tres policías que aún permanecen de baja.

Hay que recordar que este cargo es un puesto de libre designación por parte del regidor, por lo que la destitución entra dentro de sus competencias legales.

En este sentido, desde el equipo de gobierno se estudia la posibilidad de abrir un expediente disciplinario a Isabel Rubio, ya que la reunión para informar a la afectada de su cese en el cargo, que no de su puesto ya que seguirá ejerciendo como agente de la Policía Local, debía haberse producido este pasado lunes, "pero decidió ausentarse del puesto de trabajo a su cuenta y riesgo sin informar previamente de ello y cuando recibió la llamada del alcalde preguntándole por su paradero argumentó que se había tomado el día libre".

Por esta razón, el nuevo equipo de gobierno estudia los pasos a seguir persiste en tal conducta.

Además, las fuentes consultadas por este periódico señalan que en la reunión que se mantuvo el viernes con su persona "se le ofreció mediar con el resto de sus compañeros para intentar que éstos levantasen la denuncia que han interpuesto contra ella pero se negó en redondo a contemplarlo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios