El alcalde pide ayuda a Educación para las humedades del colegio

  • El Ayuntamiento ha solucionado el problema de la calefacción, pero ha enviado dos escritos a la Junta para arreglar el aula de materiales y las filtraciones de agua

Desde hace tiempo los alumnos del Colegio San Marcos de la localidad de Sierro, vienen sufriendo por los deterioros que presentan las instalaciones de este centro educativo, donde todos los días concurren 14 niños, divididos en dos clases.

Según cuentan los padres de este pequeño pueblo del Almanzora, "hace un tiempo, una de las niñas de infantil, se apoyó en uno de los radiadores y sufrió una quemadura" una queja que trasladaron incluso al Ayuntamiento de la localidad. Esto es lo que nos cuenta el alcalde, Juan Rubio, quien reconoce que "ese fue el momento en que nos dimos cuenta de cómo estaban las instalaciones del colegio, con un sistema de calefacción que no es adecuado para los niños, con radiadores de aceite y eléctricos y cables sueltos por todos lados. También observamos que la sala que poseen para guardar los materiales, se encuentra comida por las humedades" explica el primer edil, a la vez que nos muestra el informe de los técnicos de Diputación, que determina que la sala se encuentra "en un estado precario, con humedades que han hecho que se levante el suelo de la habitación, que posee unas medidas de 10 por 4 metros. Gran parte del revestimiento interior se ha desprendido y la existencia de fisuras denotan el mal estado del forjado".

Tras las primeras quejas, apenas unos días después de que asumiera el nuevo equipo de gobierno, realizaron una visita de las instalaciones, y tras el informe técnico, se enviaba un primer escrito a la Delegación de Educación, el 13 de julio, en el que se exponía el problema. Después de meses sin recibir respuesta según aseguran desde el consistorio, volvían a enviar un nuevo escrito, con fecha del 15 de diciembre y "a día de hoy, nadie nos ha contestado", asegura el alcalde de Sierro, que después de no recibir respuesta al escrito del verano, decidió solucionar al menos el problema de la calefacción.

"Como no recibíamos respuesta, decidimos en estas vacaciones colocar un aire acondicionado en cada una de las aulas. Ha sido iniciativa nuestra, porque no podíamos permitir que los niños pasaran frío, ni estuvieran expuestos a tener algún accidente o quemaduras en este nuevo curso. Pudimos hacerlo porque estaba a nuestro alcance, hemos puesto dos aparatos de aire acondicionado, con el que solucionamos el problema de calefacción, pero no podemos hacernos cargo de la reparación del aula de materiales", finaliza Rubio, que dispone de una valoración realizada por los técnicos para las humedades del aula, un documento que cifra el valor de estas obras en algo más de 11.00 euros.

"Para nosotros es una cantidad demasiado grande, somos un pueblo donde no llegamos a los quinientos habitantes, y nuestro presupuesto es reducido, pero para nosotros, los niños son una prioridad. Necesitamos que desde la Junta de Andalucía, la Delegación de Educación, nos den una solución a este asunto que conocen desde hace seis meses; para nosotros es imposible, pero para ellos 11.000 euros no es un esfuerzo tan grande" concluye Juan Rubio, a la espera de una respuesta por para de Educación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios