Los almerienses cambian sus hábitos por la crisis y duplican sus visitas al teatro

  • El Ayuntamiento advierte un incremento de público en los espacios escénicos locales y se han registrado diez llenos

Con las cuentas de ahorro tiritando por la crisis, los almerienses han dejados aparcadas las pequeñas escapadas de fin de semana o los viajes de ida y vuelta al extranjero, se acomodan en sus casas y aprovechan la oferta cultural más cercana. Esa es la lectura que realiza el portavoz del Grupo Municipal Popular, Pablo Venzal, ante la amplia asistencia de público en los espacios escénicos que cuentan con gestión municipal.

Según los datos ofrecidos por parte de la concejalía de Cultura, de las once actividades desarrolladas en lo que llevamos de año, se han producido diez llenos absolutos. Entre ellos, los conciertos que más tirón han tenido como el de Revolver.

Las cifras de ocupación reflejan así un importante incremento porcentual de la asistencia en cada espectáculo, aunque también se ha reducido el número de actividades que se han desarrollado en los primeros meses de este año respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde el 2 de enero al 29 de diciembre de 2008 las taquillas del Auditorio Maestro Padilla y el Teatro Apolo registraron una venta de 170.000 entradas. En los mismos espacios escénicos, los asistentes en este año son de cerca de 8.000.

No quedan registrados en el Ayuntamiento el número de asistencia en otros espacios, como el anfiteatro de la rambla o actuaciones vinculadas a circuitos programados como Alamar. De hecho, según los responsables municipales, el principal incremento se ha visto en este ámbito.

No obstante, sobre todo se ha visto incrementada la taquilla en espectáculos teatrales. Así, desde el inicio del año, se ha duplicado el número de venta de entradas respecto al mismo tiempo del año anterior, según la Concejalía de Cultura. Sea a través del circuito de las Jornadas del Siglo de Oro o espectáculos puntuales, los almerienses han recobrado el gusto por las historias contadas sobre un escenario.

Los espectáculos, a veces gratuitos o con unas entradas que oscinan entre los 12 y los 30 euros, sirven ahora de evasión para muchos que no se resignan a quedarse en casa sin hacer nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios