El viento arrastra a un anciano en Mojácar y se disloca un hombro

  • El temporal obliga a suspender el tráfico marítimo, cierra una carretera por nieve y destroza plantaciones agrícolas

El fuerte temporal de viento y nieve que azotó durante todo el día de ayer la provincia de Almería se convirtió en un verdadero problema que se dejó notar tanto en las carreteras como en el puerto de la capital, en la agricultura almeriense y en el día a día de los ciudadanos.

Tanto es así que un vecino del municipio de Mojácar sufrió, como consecuencia de las fuertes rachas de viento, un accidente en el que se dislocó un hombro. Al parecer, el anciano perdió el equilibrio y no se pudo sostener en pie cuando le alcanzó una racha que superaba los 80 kilómetros por hora, según la Agencia de Meteorología Estatal.

A lo largo del día se registraron varios incidentes en las principales carreteras que unen la capital con el Poniente, como el corte de la carretera de Almerimar por peligro a que la M de McDonals se desprendiera al vacío por el viento. Los bomberos retiraron la pancarta publicitaria y la Policía reanudó el tráfico. La nieve también dejó completamente cerrada al tránsito de vehículos la Al- 5405 entre los puntos kilométricos del 20 al 29, según informaron desde la Subdelegación del Gobierno, desde donde indicaron que se encontraba con nivel negro.

Asimismo, los enlaces por mar a través de los ferrys de la compañía Acciona Trasmediterránea que enlazan Melilla con Almería se encuentran cancelados desde la noche del miércoles debido al temporal de viento que superó los 90 kilómetros por hora.

La alerta naranja activada por la Agencia Estatal de Meteorología culminó ayer por la tarde en Andalucía y a media noche en Almería.

La organización agraria Coag anunció ayer que los agricultores han sufrido grandes daños en varias hectáreas de invernaderos de la provincia, especialmente en Vícar, La Mojonera y Alhama de Almería, según los partes presentados por los afectados. Coag indicó que un remolino de viento dañó las cosechas de primavera que se acababan de plantar.

En otras zonas de la provincia se han detectado daños menores, como es el caso del Campo de Níjar donde el viento levantó varias cubiertas de áreas agrícolas y de invernaderos.

Los Servicios Técnicos de Coag evalúan los daños y recuerdan que se han dispuesto en las oficinas los informes pertinentes que deben rellenar los afectados para que la Administración tenga constancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios