Los bomberos del Poniente exigen más medios para ser más eficaces

  • Aseguran que desde la reforma de su estatuto se han dado "pasos hacia atrás" aumentando los tiempos de respuesta

Representantes de la Junta de Personal del Consorcio de Bomberos del Poniente Almeriense (con su parque central en El Ejido) presentaron ayer un escrito en la Diputación de Almería para denunciar "graves problemas de seguridad para los ciudadanos en caso de siniestro".

Según explicó al Diario de Almería Alejandro Raymond, presidente de la Junta de Personal, la última reforma de los estatutos de Consorcio (publicada en BOJA el 3 de marzo de 2015) les ha obligado a asumir como responsabilidades propias la atención de determinadas zonas de la provincia llevando los tiempos de respuesta "que ya estaban altos" a casi una hora. De esta forma, Raymond subrayó que, sin la puesta en marcha de los retenes de Canjáyar y Roquetas de Mar, la respuesta a un siniestro en este último municipio se establece en 20 o 30 minutos, mientras que a zonas de la Alpujarra como Fondón o Laujar pueden llegar a tardar alrededor de 50 minutos.

"No entendemos que nos asignen responsabilidades sin ni siquiera consultar y, sin embargo, no nos doten de medios y personal", apuntó Alejandro Raymond. En esta misma línea, señaló que así "no se puede ser eficaz" porque la atención, ante un incendio o el rescate de una persona en un accidente, "es más efectiva cuanto antes se llegue al lugar". Así, los bomberos insisten en que con esta modificación "se dan pasos hacia atrás". No en vano, la normativa europea establece como el tiempo de actuación adecuado el no superior a los diez minutos. Además, en el Poniente almeriense tampoco cuentan con las mejores ratios en cuanto a plantilla. Los 58 bomberos del parque de El Ejido suponen que haya un bombero por 5.000 habitantes cuando la media nacional está en uno por cada 1.600.

El presidente de la Junta de Personal insistió en que la mejor forma de reducir esos tiempos de atención, "evitando desgastes y riesgos", es poniendo en marcha los retenes previstos en Canjáyar y Roquetas de Mar; "aunque nos han dicho que este año no está previsto", apostilló Alejandro Raymond. Mientras eso ocurre, desde el Consorcio alertan de que el problema se acrecienta en verano "donde llegamos a atender a una población de casi 300.000 personas en toda la comarca".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios