El cadáver semidesnudo hallado en El Ejido es de una indigente

  • Era conocida por los vecinos y por la Policía Local del municipio. Fue golpeada con una piedra en la cabeza y abandonada en una acequia seca cubierta de matorral

Comentarios 0

La mañana de la festividad del 1 de Mayo, jornada siguiente a la aparición del cuerpo sin vida de una mujer en El Ejido, amaneció soleada pero teñida de luto. Muchos fueron los ejidenses que se acercaron hasta el lugar de los hechos alertados por la presencia, la tarde anterior, de numerosos agentes de policía y un furgón funerario. Pese a que se informó de que la víctima carecía de identificación en el momento de ser hallada, alguien escuchó comentar a la Policía Científica que "llevaba la documentación encima y que vivía en Almerimar".

Otra persona que suele pasar por la zona habitualmente escuchó a los agentes hablar entre ellos y comentar que podría tratarse de una violación. Durante la escucha de la conversación vio cómo se llevaban del descampado la ropa, porque se encontraba semidesnuda.

La Policía Nacional ha confirmado que la víctima es una mujer de 45 años identificada como María de los Ángeles G. C. y natural de Jaén. Además, confirmaron la hipótesis que desde un principio se barajó. Se trata de una indigente que padecía importantes trastornos en sus facultades mentales, incluso había estado ingresada en centros hospitalarios.

Una de las hipótesis de la muerte es que pudo ser agredida durante las recientes fiestas de San Marcos, en las que se concentran miles de personas a escasos metros de la zona donde apareció el cadáver. El cuerpo tenía síntomas de violencia y el cráneo fracturado, al parecer, por fuertes golpes con una piedra puntiaguda que había junto al cadáver.

Fue en la calle Mármoles, en un solar utilizado como aparcamiento y para la celebración del mercadillo. El cuerpo apareció en una especie de acequia seca en la que se disimulaba el cuerpo con matorrales. Aún existen restos de sangre que atraen la curiosidad de los vecinos. Quienes vieron el dantesco escenario afirman que "el rostro de la mujer estaba irreconocible, que tenía el torso desnudo, estaba descalza y que se encontraba decúbito supino".

La autopsia, practicada en el Instituto de Medicina Legal de Almería, certificó que la muerte se produjo durante la tarde-noche del pasado 29 de abril. La víctima era una persona conocida por los vecinos de los barrios cercanos al lugar del hallazgo y por la Policía Local. Aseguran que se le veía acompañada de otros indigentes con frecuencia y que consumía alcohol a diario. Hace 20 años otra mujer apareció muerta en el mismo lugar.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios