Más de un centenar de ejidenses buscan una vivienda protegida

  • El Registro de Demandantes de VPO cuenta con 145 inscritos · La mayoría requiere un inmueble con opción a compra en El Ejido, Santa María del Águila y Balerma

La burbuja inmobiliaria cesó y ahora las administraciones públicas buscan que se construya según la demanda en cada municipio. La mejor opción para que la adquisición de una casa deje de ser una utopía para muchos es la Vivienda Protegida. En El Ejido, el Registro de Demandantes de Vivienda Protegida, que quedaba constituido hace poco más de un año, cuenta ya con 145 inscritos, si bien el número de solicitudes es mucho mayor. Se trata de demandantes que ya han superado todos los trámites y filtros, que han presentado toda la documentación, para formar parte del registro cuya información puede solicitar cualquier promotor antes de iniciar una promoción de viviendas. El perfil de los demandantes en la localidad es mayoritariamente de jóvenes menores de 35 años, y parejas, seguidas de familias tanto numerosas como monoparentales. Las inscripciones en el Registro reflejan que son 76 los ejidenses que se declinan por un alquiler con opción a compra, 30 los que buscan un inmueble en régimen de alquiler y 72 los que aspiran a comprarse una vivienda. Los demandantes en su mayoría solicitan un piso de tres dormitorios, seguido de las de dos y un dormitorio, aunque también los hay que buscan conseguir una vivienda de 4 dormitorios, aunque son los menos, apenas 16.

El Registro de Demandantes de VPO, competencia de los ayuntamientos tras el cambio en la ley de gestión de estos inmuebles, permite tener la seguridad de que lo que se construye tendrá salida en el mercado. En estas bases de datos pueden inscribirse todos los ciudadanos que demanden un alojamiento protegido y cumplan los requisitos legales para poder acceder a ellos. Con esta información, contrastada y sistematizada, se elaborarán los planes municipales de vivienda de una forma mucho más ajustada a las necesidades. Los núcleos del municipio que más se demandan son El Ejido, Santa María del Águila y Balerma.

Una vez registrados, los demandantes pueden permanecer un período máximo de tres años en el Registro, salvo que renueven su solicitud dos meses antes de que caduque este plazo. Asimismo, pueden darse de baja todas aquellas personas que hayan adquirido una vivienda. En El Ejido sólo dos inscritos se han dado de baja. Aunque no es imprescindible estar empadronado en la localidad sí que es uno de los varemos a tener en cuenta a la hora de adjudicar una de las viviendas. Estos registros también suponen una herramienta básica para la Junta de Andalucía, ya que le permite disponer de una gran base de datos común con el objetivo de poder cotejar la información de todos los registros y detectar posibles irregularidades, como la inscripción de una persona en más de tres registros, número máximo permitido por la normativa reguladora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios