Un centenar de vecinos pide que la desaladora se mude

  • Han presentado un escrito en la Subdelegación del Gobierno

Un centenar de vecinos de la Entidad Local Autónoma de Balanegra se han manifestado durante la mañana de ayer por las calles de Almería y ante la Subdelegación del Gobierno para pedir a su responsable, Miguel Corpas, que interceda ante el Gobierno central "para que reflexione seriamente nuestra postura y se replantee la instalación" de la planta desaladora del Poniente a 50 metros "de nuestras viviendas, paralizándola hasta buscar una solución a nuestras peticiones que consideramos de justicia".

Los vecinos afectados de Balanegra, que aseguran son víctimas de una "injusticia social", estuvieron acompañados durante la manifestación por la alcaldesa Mercedes Tapia, así como por la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Berja, María Luisa Cruz, y su compañera en el equipo de gobierno, Nuria Rodríguez, concejal de Relaciones con la ELA de Balanegra.

El presidente de la Plataforma, Miguel Escudero, acompañado de dos miembros más de este colectivo, ha registrado en la Subdelegación del Gobierno un escrito en el que recogen la citada petición y manifiestan que "no se puede anteponer la futura revalorización de futuros terrenos costeros, aún sin desarrollar, a una población ya existente".

Los afectados piden al Gobierno central que "estas instalaciones se realicen en una ubicación donde no se vea afectado ningún núcleo de población", dado que se si ubica en donde se ha anunciado, "hipotecará e impedirá seriamente el desarrollo, el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos de Balanegra".

El escrito registrado en la Subdelegación del Gobierno recoge la queja de los vecinos respecto al lugar elegido para instalar la desaladora. "Teniendo el Poniente almeriense 90 kilómetros de longitud de costa, donde existen muchos espacios que reúnen cualidades para no crear perjuicios tan graves a ningún núcleo de población, no se puede anteponer la futura revalorización de futuros terrenos costeros, sin desarrollar, a una población ya existente".

Los manifestantes llegaron a la capital en dos autobuses y la marcha de protesta la encabezaron con una pancarta en la que rechazan la instalación de la desaladora a 50 metros de Balanegra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios