Las clases son impartidas en el idioma natal aborigen de los catecúmenos

  • La preparación se realiza los fines de semana en varios municipios de la provincia

Comentarios 0

Los Misioneros Padres Blancos conocen la situación de los inmigrantes que acuden a recibir por primera vez el sacramento del Bautismo. Ellos han trabajado durante años mano a mano con los nuevos catecúmenos. Por eso acondicionan su modo de actuar con las necesidades reales de los alumnos adultos.

Una de las primeras barreras con la que se encuentran es la lengua. En muchas ocasiones no conocen el castellano, especialmente las mujeres que trabajan en el campo o que se quedan en casa cuidando a los hijos. Cada vez son más los catequistas que acuden a impartir las enseñanzas católicas en lengua aborigen, la nativa de la mayoría de los africanos. Las clases se desarrollan sobre todo en la zona de Poniente, porque es donde más demanda existe, según han señalado algunos de los miembros Misioneros Padres Blancos. Así, en Las Norias, Puebla de Vícar, Roquetas de Mar, Cortijos de Marín o La Mojonera es donde más catecúmenos se reúnen. Las clases, que tienen un gran carácter participativo, se desarrollan siguiendo los criterios de la Conferencia Episcopal Española, aunque los catequistas tienen la libertad de amoldarlos a su manera de explicar.

Los Misioneros Padres Blancos tienen su sede en Roquetas de Mar, y desde allí coordinan las actividades que realizan en favor de la buena marcha de la formación catecumenal de los inmigrantes o adultos españoles que acuden por vez primera a recibir el sacramento del bautismo. A este respecto, ellos también han destacado la alegría que para la iglesia "supone el que haya cada vez más gente que se implica y trabaja con nosotros, y acuden libremente a los sacramentos".

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios