Los clásicos de la literatura ponen fin a la monotonía de las clases

  • Alumnos desde infantil hasta bachillerato de distintos colegios de la provincia disfrutan de representaciones de teatro como 'El Lazarillo de Tormes' y 'La vida es sueño', entre otros

La vida es sueño, y eso es precisamente lo que el teatro y los actores plasman sobre el escenario: magia e ilusiones. Representaciones fáciles, amenas y con el humor como recurso para enganchar a un público joven y difícil al mismo tiempo. Aproximadamente 400 alumnos de siete colegios e institutos de la provincia almeriense se acercaron, ayer por la mañana, al Teatro Cervantes para apreciar una de las obras, de autor anónimo, más conocidas de la literatura española, El Lazarillo de Tormes. Esta es una de las obras escogidas que rememoran sobre el escenario algunos de los clásicos de la literatura española.

Los actores, que interpretaron la obra El Lazarillo de Tormes en el Cervantes, realizaron una actuación centrada en un público joven, intentando que su atención no se perdiera y consiguiendo una auténtica fusión entre sus miradas y la dramatización de los intérpretes.

La versión, que hicieron de la novela española, tuvo como ingredientes principales el humor y la habilidad de los actores para conectar con el público.

No sólo los jóvenes aprendieron la historia de El Lazarillo de Tormes, sino que al final de la obra los intérpretes ofrecieron la oportunidad, a los alumnos de bachillerato, de hacer las preguntas que quisiesen.

La curiosidad de los jóvenes estuvo más centrada en la diversidad de personajes, que interpretaban los cuatro actores, o si actuaban por distintos lugares del territorio español.

Antes de comenzar a charlar con los 400 alumnos reunidos en el Teatro Cervantes, los actores se presentaron a su público. Ana, Victoria, Carlos y Miguel (Lazarillo) son los intérpretes que dieron vida a los personajes.

Una empresa madrileña es la encargada de negociar con los centros educativos para este tipo de actos. "Recursos Educativos contacta con los colegios para hacer trabajos con niños. Los cursos van desde infantil hasta bachillerato", señala la coordinadora Isabel Ufarte.

A lo largo del curso, estas actividades se realizan diez veces al mes con la participación de centros educativos de la provincia. Esta iniciativa lleva celebrándose en Almería hace tres años.

Para seleccionar las obras que se interpretan se sigue un proceso de selección. "Se hacen unas encuestas que se les pasa a los profesores, redactan una lista con las preferencias de los alumnos y, de esta forma, se escogen las obras que se llevan por toda España", explica Ufarte.

Entre las obras interpretadas destacan Blancanieves y los siete enanitos (para alumnos de infantil), El perro del hortelano y El Lazarillo de Tormes (bachillerato). La vida es sueño o El sastrecillo valiente son otros de los clásicos que han dado vida a una obra de teatro.

Los colegios bilingües de la provincia, que estudien en inglés y en francés, también tienen la oportunidad de asistir a algunas de las representaciones teatrales que organiza Recursos Educativos. En inglés, por ejemplo, se interpretó hace poco la obra Dr. Jekyll & Mr. Hyde.

"El objetivo es incentivar a los alumnos en el tema del teatro. Se intenta buscar algo diferente de lo habitual, salir de la monotonía de la clase y que aprendan un clásico", señala la coordinadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios