El colegio será rural el próximo año a pesar de tener suficientes niños

  • Educación ha modificado su categoría por no cumplir el ratio de escolares necesarios en contra de la voluntad de los padres · El alcalde ofreció hace unos meses casa y trabajo para no perder la ESO

El Colegio Público de Educación Infantil, Primaria y Primer Ciclo de la ESO El Hijate, que en el mes de marzo fue noticia por la valentía del alcalde de esta localidad, Antonio Ramón Salas, quien ante la falta de alumnos y la posibilidad de perder el ciclo de la ESO, ofreció a todas aquellas familias con hijos de 11 y 12 años, una beca de 3.000 euros, una vivienda y trabajo para los padres, a cambio de matricular a sus pequeños en el colegio, vuelve a no compartir la política de la Delegación de Educación al frente de los colegios en municipios pequeños como Hijate, con algo más de 750 habitantes. Según Antonio Ramón Salas, a pesar de que hay matriculados de cara al próximo curso, un total de 43 niños y nueve de ellos para cursar el ciclo de la ESO, la Delegación de Educación ha modificado la categoría de este centro y ha pasado a ser un Colegio Público Rural.

Después de varias reuniones con la Asociación de Padres, quienes han mostrado su disconformidad ante este cambio, el primer edil, Antonio Ramón Salas, firmaba el pasado lunes con el Delegado de Educación, Francisco Maldonado, ese cambio de categoría, no sin mostrar su descontento, "después de haber realizado un esfuerzo tan grande como el que hemos hecho, a pesar de que la delegación estaba al tanto de la matriculación de los nuevos alumnos, han decidido que pasemos a ser un colegio rural". El primer edil, insiste en que "lucharon para no perder el ciclo de la ESO, para que los niños de Hijate no tuvieran que trasladarse a otros municipios y recibieran una educación de primera. Y ahora pasamos a convertirnos en un colegio rural porque según la delegación no llegamos al ratio establecido en un colegio público".

A pesar del descontento de los vecinos de la localidad, el próximo curso, este centro educativo, pasará a depender del colegio de Armuña, y los profesores de materias como educación física, ingles o música se desplazarán al colegio desde el resto de colegios rurales de la zona. "El delegado se ha comprometido por escrito a que si después del año que viene, los padres no estamos contentos con el funcionamiento del colegio, nuestro centro volverá a la categoría que teníamos, y dejaremos de ser un colegio rural" manifestaba Salas.

Los vecinos por su parte, apoyan al primer edil en su lucha por mantener el colegio del municipio en las mismas condiciones, "tenemos un colegio público, con unos profesores y unas instalaciones de primera y queremos mantenerlo" afirma una madre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios