Un crédito de 3,5 millones libera a 17 consistorios de su deuda con Galasa

  • Los municipios del Almanzora y el Levante debían a la gestora del agua facturas que se remontan al año 2004 · La institución destinará parte del dinero a varias infraestructuras hidráulicas con Acuamed

La Diputación Provincial de Almería ha salido al rescate de 17 pueblos que desde 2004 adeudan una importante cantidad económica por el uso de agua potable a la empresa Galasa (Gestión de Aguas del Levante Almeriense), entidad participada en su mayoría por la institución provincial. Una salvaguarda que se cristalizó en la mañana de ayer cuando el presidente de la Diputación, Juan Carlos Usero, firmó con la entidad Cajasol una operación de crédito por valor de 3,5 millones de euros que permitirá a la Institución Provincial refinanciar la deuda de 17 ayuntamientos de las comarcas del Levante y el Almanzora: Carboneras, Garrucha, Turre, Los Gallardos, Antas, Vera, Cuevas del Almanzora, Huércal-Overa, Zurgena, Arboleas, Albanchez, Taberno, Bédar, Fines, Albox, Macael y Olula del Río.

Según ha señalado el presidente de la Diputación, Usero, "esta operación nos permitirá ayudar a los ayuntamientos a hacer frente a los recibos atrasados y, al mismo tiempo, garantizar que la empresa preste un servicio de calidad a todos los municipios donde lleva el agua".

Mediante este crédito la empresa Galasa, que cuenta como accionista mayoritario a la Diputación de Almería, podrá también realizar nuevas inversiones a través de la empresa pública Acuamed, en colaboración con la Junta de Andalucía, para impulsar la construcción de dos importantes infraestructuras hidráulicas, como son los depósitos de almacenamiento de agua procedente de la desaladora de Carboneras para su envío a la Estación de Tratamiento de Agua y Potabilización del Almanzora, y la construcción de la tubería que llevará el agua desde Carboneras hasta el Campo de Tabernas.

En este sentido, el consejero delegado de Galasa, Juan Parra, ha explicado que el dinero también permitirá "conectar los depósitos de todos los pueblos del Levante con la tubería que viene de Carboneras". Una serie de actuaciones que a la vez "nos permitirán saldar nuestra deuda con Acuamed", matiza.

La deuda generada con los 17 ayuntamientos, se remonta al año 2004. Hasta ese año, Galasa y los citados municipios no hacían ningún tipo de pago entre ambos al existir una compensación porque la primera tenía que pagarles por el uso de las tuberías y los municipios por el consumo de agua. "Esa compensación se acabó hace seis años y la deuda desde ese momento ha ido aumentado hasta hoy que ha quedado zanjada".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios