La crisis vacía las arcas y el alcalde advierte que hay que recortar la Feria

  • Rodríguez-Comendador asegura que los ingresos del Ayuntamiento han caído en picado por lo que considera necesario reducir los gastos de las fiestas· Quiere mantener otra reunión con los feriantes

Las arcas del Ayuntamiento de Almería no están escapando al receso económico provocado por la crisis de la construcción, un hecho sobre el que el alcalde de la ciudad, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, advirtió ayer para puntualizar que es necesario recortar la duración de la Feria de Almería ante las protestas de los agentes implicados. Entre ellos, los feriantes.

Tras la amenaza de este colectivo de circular en procesión por el centro con sus camiones y cacharricos, Rodríguez-Comendador ha hecho hincapié en la situación de la economía municipal. Según el regidor, "los ingresos del Ayuntamiento capitalino han caído en picado" debido, en buena parte, a que la Concejalía de Urbanismo, el área que más aporte genera a las arcas municipales, se ha condolido por el notable descenso de solicitudes de licencia.

"Estamos ingresando la tercera parte de lo que recaudamos el pasado año por la crisis del sector", contabilizó el primer edil, quien insistió en la necesidad de recortar la Feria y dejarla, tanto la de la Noche como la del Mediodía, en ocho días. De sábado a sábado. El alcalde ensalzó en su discurso los cuantiosos gastos que acarrean a las arcas públicas los servicios extraordinarios, tales como los de la limpieza o los relativos a la seguridad, que fueron calificados por Rodríguez-Comendador de "muy elevados".

"La verdad -prosiguió el regidor- es que estamos en una situación económica de recesión. Los costes de la Feria son muy altos, pero no es una decisión fácil de tomar", confesó Rodríguez-Comendador que, por el momento, cuenta con el respaldo, además del Grupo Independiente, del Partido Socialista. El apoyo de José Antonio Amate se produjo al cambiar el equipo de Gobierno su primera propuesta de reducir la Feria del Mediodía a cinco días, de lunes a viernes, sin los fines de semana.

La protesta, por ahora, más contundente la han ofrecido los feriantes, que se sienten perjudicados puesto que la del Mediodía, aunque sin ambigús, mantiene su duración. El alcalde recordó que el concejal de Alcaldía, Javier Aureliano García, y la concejal Lola de Haro, responsable de Cultura, el área encargada de la organización de las fiestas patronales, mantuvieron una reunión con este colectivo de profesionales.

Ante los resultados de ese primer encuentro, que no sirvió para apaciguar los ánimos de los feriantes, Rodríguez-Comendador ha asegurado que el equipo de Gobierno está abierto a celebrar nuevas entrevistas con los feriantes. La intención del regidor es adoptar las medidas que mayor consenso obtengan, tanto por parte de los feriantes, como de los hosteleros, comerciantes y vecinos. De hecho, asegura que el recorte de la Feria de agosto es "una decisión tomada, pero no cerrada", por lo que está sujeta a posibles variaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios