El despido de Alemán se hace efectivo tras meses de pesquisas

  • El expediente disciplinario incoado a uno de los cabecillas de la Operación Poniente prueba falsos derechos pendientes de cobro de 43 millones en 2007 y 2008

Una vez concluidos los seis meses de investigación del expediente administrativo disciplinario incoado por el Ayuntamiento de El Ejido a José Alemán Bracho, ex interventor municipal por, presuntamente, haber contabilizado como ingresos en varios ejercicios unos inexistentes derechos pendientes de cobro por importe de más de 42 millones de euros, se le ha impuesto la sanción de separación del servicio como responsable de comisión de falta administrativa disciplinaria continuada y tipificada como muy grave del que es considerado cabecilla de la Operación Poniente, por el notorio incumplimiento de las funciones esenciales inherentes al puesto de trabajo o funciones encomendadas. Un expediente que se incoaba a raíz de los informes emitidos desde la Gerencia Municipal de Urbanismo y de Intervención que revelaban transgresiones en los principios contables del Consistorio y ante la sospecha de que se pudieran haber falsificado derechos pendientes de cobro y deuda extrajudicial en años anteriores. El pasado día 30 el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, dictó resolución dictaminando, a la vista de los hechos que habían sido probados durante la sustentación del expediente disciplinario, su separación del servicio.

Según explicaba el portavoz del equipo de Gobierno "se han probado como hechos la imputación, a sabiendas, de que no correspondía, y de una forma continuada como ingresos y derechos pendientes de cobro en los presupuestos de los ejercicios 2007 y 2008, sin que él los anulara sabiendo que era imposible la recaudación en las liquidaciones de ejercicios posteriores. Se trata de distintas cantidades que tienen que ver con el aprovechamiento urbanístico en varios sectores". En esta línea apuntaba que, "sin que previamente constara informe técnico de valoración ni aprobación definitiva de convenio urbanístico preceptivo, es decir, sin base documental alguna, no siendo pues créditos frente a deudores determinados". Se trata de cantidades que superan entre ambos años los 42 millones de euros, ya que "estamos hablando de un total pendiente de cobro de 35.750.000 euros en 2007 y en 2008 de 7.183.000 euros", sentenciaba.

En esta línea, Rivera aseguraba que "esto ha causado unos perjuicios muy importantes a la Tesorería del Ayuntamiento. Esa actuación reiterada durante los últimos años ha permitido a anteriores equipos de Gobierno incurrir en gastos desorbitados sin que existiesen ingresos con qué pagar, al tiempo que ha permitido aumentar los niveles de endeudamiento de éste Ayuntamiento, con el consiguiente empobrecimiento del mismo y generando así la complicadísima situación económico-financiera en que se encuentra en la actualidad". Alemán ya ha sido notificado sobre el dictamen del expediente, su separación del servicio, que tiene efecto desde el mismo día de la notificación. Rivera ha asegurado que "ante esta resolución él podrá interponer en vía administrativa recurso de reposición o directamente recurso contencioso-administrativo. Seguramente, el ex interventor accidental recurrirá e intentará pelear por su reincorporación, pero es algo normal". De igual modo ha insistido en que esta separación del servicio es definitiva.

"La sanción disciplinaria de separación del servicio determina la pérdida de la condición de Funcionario de carrera de la Administración Local de Alemán y tiene carácter definitivo, sin perjuicio de los supuestos de rehabilitación. La ley prevé la suspensión de empleo y sueldo o separación del servicio, que es lo que se ha dictaminado con lo cual esto es indefinido", afirmaba. Se trata de un expediente que está al margen de los hechos investigados en el marco de la Operación Poniente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios