carboneras

Tres días para disfrutar de Úbeda y Baeza

  • Más de cincuenta vecinos han realizado una visita cultural para conocer el patrimonio histórico También visitaron una almazara y degustaron sus aceites

Media centena de carboneros han disfrutado de un viaje cultural único, gracias a la Concejalía de Cultura. Tres días paseando por el patrimonio histórico y cultural de las ciudades jienenses de Úbeda y Baeza, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por un precio de 99 euros, el viaje incluía dos noches de hotel en régimen de media pensión y las diferentes visitas por las dos localidades, del 27 al 29 del pasado mes de mayo.

En Baeza, la ciudad también llamada "Nido Real de Gavilanes" por el romancero, los visitantes de Carboneras pudieron visitar lugares como el Seminario San Felipe Neri, el Palacio Jabalquinto y la Casa Consistorial.

El Seminario de San Felipe Neri, fundado en 1660, es en la actualidad sede de la Universidad Internacional de Andalucía. Allí, el grupo disfruto contemplando este edificio de belleza sin par.

No escapó a los objetivos de las cámaras fotográficas la singular fachada del Palacio Jabalquinto. Esta hermosa construcción, de finales del siglo XV, constituye uno de los máximos exponentes del estilo gótico isabelino, estilo que se manifiesta, principalmente, en la fachada de los edificios.

La Casa Consistorial de Baeza está situada en el edificio donde tuvieron su sede la antigua Cárcel y la Casa de Justicia. De estilo plateresco y declarado Monumento Nacional, destaca por la original asimilación de formas italianas sin salir de las convenciones del plateresco andaluz.

Cada hueco de la ciudad, cada calle repleta de historia, los edificios centenarios, hicieron las delicias de los visitantes que, fascinados por la belleza que esconde la localidad, no desperdiciaron ni un instante para conocer a fondo el patrimonio.

Dentro de la oferta cultural del viaje se incluía una visita teatralizada por la otra ciudad jienenses, Úbeda. De este modo, los más de cincuenta vecinos de Carboneras disfrutaron de la localidad de una forma diferente, en la que el ocio, la historia y la cultura se fundieron.

Por ejemplo, pudieron contemplar la Iglesia de San Nicolás de Bari, un templo que es, posiblemente, el más excelente ejemplo del gótico andaluz, el más clásico de toda la ciudad y, tal vez, el más ortodoxo de todos los erigidos en el Reino de Jaén en su estilo.

Otro templo que formó parte de la ruta fue la Iglesia de San Pablo. Este edificio posiblemente ya se encontrase levantado en época visigoda. Con la conquista musulmana fue convertida en mezquita para, más tarde, tras la reconquista de la Ciudad por Fernando III, volver a dedicarse al culto cristiano.

También conocieron la Casa de las Torres, declarado monumento nacional, y que actualmente es la sede de la Escuela de Arte. Es un palacio originalmente medieval, construido por el Condestable Ruy López Dávalos, hacia 1520.

En la ciudad que vio nacer a Joaquín Sabina también visitaron una almazara donde pudieron realizar una cata de aceites de la zona, cuya calidad está reconocida mundialmente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios