Un documento municipal para garantizar la escolarización

  • Es una propuesta pionera en la provincia, que recogerá derechos y deberes de la comunidad educativa

La comunidad educativa en El Ejido está compuesta por en torno a 40 centros, entre institutos y colegios, que discurren por los distintos núcleos ejidenses, y en los que conviven alrededor de 90 etnias distintas, con un elevado índice de inmigración. La lucha por erradicar el Absentismo Escolar en el municipio es una prioridad para el equipo de Gobierno, "y sobre todo para el alcalde, Francisco Góngora, que hace mucho hincapié en que no cejemos en el empeño de poner todas las herramientas que estén a nuestro alcance para erradicar, en la medida de lo posible, el porcentaje de absentismo escolar existente en el municipio", afirmaba la concejal de Servicios Sociales, Julia Ibáñez. Dentro de esa lucha incesante, desde hace varios meses se viene elaborando, en el seno de la Comisión Municipal de Absentismo Escolar, un documento pionero en la provincia. Una ordenanza municipal reguladora "con la que se pretende concienciar a los padres sobre la conveniencia de que sus hijos asistan a clase con regularidad y que regulará los protocolos de intervención en casos de absentismo escolar, entendido como la falta de asistencia continuada al centro educativo, la asistencia de forma irregular o el abandono del sistema educativo antes de los 16 años", apostillaba.

En esta línea, la edil responsable del área de Servicios Sociales aseguraba que "cuando llegué al área comprobé que sí se venía trabajando contra el absentismo, pero vi que era necesario dar un paso más en esta lucha, de ahí que comenzáramos a elaborar ésta Ordenanza". La Ordenanza Municipal de Lucha contra el Absentismo Escolar recogerá los derechos y deberes tanto de los menores como de los padres, que deben sensibilizarse de la importancia de que sus hijos asistan al colegio, que además es obligatorio, así cómo qué protocolo de actuación corresponde al resto de agentes implicados en esta lucha, Policía Local, Servicios Sociales y Educación, que aunque ya cuenta con un protocolo para la prevención, detección e intervención en estos casos, "pero queremos que quede perfectamente reflejado porque no queremos que en esta lucha existe ni una sola fisura. En la actualidad, somos conscientes de que algunos centros que nos aseguran no registrar absentismo escolar, sí que lo tienen. Por ello, esta ordenanza nos permitirá obtener los datos reales sobre absentismo en el municipio".

La Ordenanza contemplará unas sanciones para quienes no cumplan con sus deberes y obligaciones. Sanciones que oscilarán entre los 50 y 300 euros, para faltas leves, entre los 300 y 600 euros para faltas graves, y entre los 600 y 1.200 euros para faltas muy graves. "Pero estas sanciones no tienen un fin recaudatorio. De hecho, en aquellas familias donde haya un informe que refleje que no pueden pagar esas sanciones, no tendrán que abonar nada, pero sí que esos padres y alumnos tendrán que realizar talleres de sensibilización", apostillaba Ibáñez.

La semana que viene se reunirá la Mesa de Trabajo para perfilar el borrador, "y a partir de ahí se enviará a los centros escolares para que nos hagan aportaciones. Una vez no haya más aportaciones y tengamos el borrador definitivo".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios