Sin encaje de bolillos por falta de dinero

  • Las alumnas recibieron el viernes la comunicación de que el Ayuntamiento no podía abonar la subvención destinada al efecto, por lo que el taller tenía que ser mantenido con los recursos de las participantes

Comentarios 1

La decepción era palpable en el semblante de las caras de las alumnas del taller de bolillos de Los Gallardos. Tras dos temporadas de aprendizaje en algunos casos y de perfeccionamiento en otros, las alumnas recibían el pasado viernes la comunicación de que el Ayuntamiento gallardero no podía abonar la subvención destinada al efecto, por lo que el taller de bolillos habría de ser mantenido con los recursos económicos de las asistentes al curso, algunas de las cuales provienen de otras localidades: Vera, Garrucha, Mojácar.

Águeda López, comenzó con los bolillos a la edad de los quince años y es profesora de bolillos desde hace diecisiete años, imparte sus enseñanzas en otros municipios además de en Los Gallardos con el objetivo de que esta artesanía no se pierda en el olvido. Para ella, el cese del taller es una pena "porque terminamos siendo amigas y esta labor artesana se puede perder. Yo, he enseñado en Tíjola, en Lubrín, y cuando me ven pues casi somos de la familia". Son muchos los años de compartir encajes y conversaciones.

Francisca, Marcela, Emi, Fina, Antonia, Anita, Leo, Carmela, Dionisia, María Isabel, Marisa, mostraban su pesar por el cierre del taller: "Nos lo han dicho hoy mismo, por el viernes, y cada una a su casa porque nosotras no podemos pagar a la maestra que la mujer viene de Huércal-Overa. Aquí estamos mujeres de distintas edades y es una forma de fomentar convivencia, es muy bueno para mantener la cabeza despierta, para memorizar porque te obliga a estar pendiente, a contar, también es bueno para las manos, en fin, que todo es muy positivo pero si queremos seguir los tenemos que pagar nosotras y unas pueden y otras no".

La conversación prosigue entre el cli-cli-cli del entrecruzar los hilos con los bolillos de madera para el trenzado y enlace de un punto a otro. Una labor complicada.

Desde el Ayuntamiento de Los Gallardos explicaban a Diario de Almería "que durante unos años hemos podido mantener todos los talleres municipales, pero dada la situación económica que atravesamos nos es imposible continuar subvencionando talleres. Hemos tenido que tomar esta determinación pero no significa que el taller se cierre. Les hemos dicho a las alumnas que pongan un poco más para pagar a la profesora y que les seguimos cediendo el salón para que todos los viernes puedan hacer sus clases y labores".

Añadía el portavoz municipal gallardero que la próxima semana se volverán a reunir con las encajeras debido a que, tal vez, no haya quedado suficientemente clara la posición del Ayuntamiento.

En las mismas condiciones se encuentran el resto de talleres que hasta ahora sufragaba total o parcialmente el Ayuntamiento de Los Gallardos.

No hay recursos para mantenerlos debido fundamentalmente "a que no hay suficientes ingresos en las arcas municipales y antes que formar una pelota de deudas, preferimos afrontar la situación ahora para no tener que lamentarlo después". asegura.

El Ayuntamiento de Los Gallardos hace hincapié en que no cierra los talleres; se trata, agregan, de que quienes quieran acudir a ellos hagan un pequeño esfuerzo para sacarlo adelante y así continuar con este curso del que disfrutan día a día.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios