Un error deja libre a un presunto traficante

  • No se pudo acreditar que la sustancia intervenida era morfina por un fallo en la cadena de custodia

La Audiencia Provincial de Almería ha absuelto a M. A. B., un ciudadano alemán de 42 años, para el que el fiscal solicitaba cuatro años de prisión por un delito contra la salud pública, después de que no se pudiese demostrar durante el acto de juicio oral que la sustancia que se le intervino fuese adormidera, tal y como señalaba el primer análisis químico efectuado.

La sentencia de la Sección Tercera considera que los informes periciales "contradictorios" y la "duda" sobre la eficacia en la cadena de custodia, "por no aludir a una pésima metodología en la recogida de muestras" impiden elevar la presunción de inocencia por no quedar acreditado que estaba en posesión de morfina "en principio activo suficiente para atentar contra la salud pública".

M. A. B. fue arrestado, junto a un ciudadano irlandés no procesado en la causa, cuando circulaba con su vehículo por la calle Trincheras de la capital. La Policía Nacional halló en el interior del maletero dos sacos, una bolsa y un envoltorio que contenía 30 kilos en forma de cápsulas de una sustancia que los agentes identificaron como morfina.

El fallo no hace referencia, sin embargo, a una garrafa con un líquido para la transformación de la droga para su posterior venta, una balanza de precisión, un trozo pequeño de hachís, un teléfono móvil y un listín con el nombre de clientes que aparecían en las diligencias instruidas por la Comisaría Provincial. Sí recoge un primer análisis realizado por el Laboratorio de Sanidad de Sevilla en el que se identificó la presencia en muestras de morfina pero que, en ampliaciones de posteriores, arrojó resultados negativos.

En la sentencia se detalla, asimismo, que en el último de los informes realizados en 2007 a petición del Ministerio Fiscal, los testimonios periciales en sala demostraron que, según la morfología, no se habían analizado muestras de la misma planta que en 2003 sí detectó la presencia de adormidera y no, simplemente, codeína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios