3.000 escolares conocen de cerca a la Policía Nacional

  • Unidades especializadas enseñan a los menores los medios humanos y materiales con los que cuentan para velar por la seguridad de todos los almerienses

Explosiones, tiros, derrape de vehículos, perros detectores de drogas, dinero y personas violentas, unidades especializadas, equipos de élite y mucha acción. La Policía Nacional enseñó ayer todas sus armas a más de 3.000 escolares de Primaria y Secundaria de 35 centros educativos de la capital almeriense. La Plaza de Toros se convirtió por unas horas en el recinto más seguro de la ciudad, tomado por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que realizaron atractivas exhibiciones dentro de una jornada diseñada en el marco del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos. El Comisaría Jefe de la Comisaría Provincial de Almería, Custodio Hidalgo, el subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, personal de la Delegación Territorial de Educación y autoridades locales como la concejala de Seguridad del Ayuntamiento de Almería, María Muñiz, asistieron al acto, la mayor exhibición policial realizada en Almería.

El Grupo de Operaciones Especiales y Seguridad (GOES) con sede en Málaga y desplazado para la ocasión a la capital, inició el espectáculo descolgándose con cuerdas desde el tejado de la Plaza de Toros. Mostraron su capacidad física y preparación para realizar intervenciones con terroristas, individuos armados o peligrosos y grupos de crimen organizado. Están considerados un grupo de élite y actúan cada vez que se realizan protecciones especiales de personas y bienes o cualquier otra labor policial que requiera una especial cualificación operativa. Boquiabiertos se quedaron los escolares que abarrotaban la plaza, pero no menos que cuando los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) irrumpieron en el coso para realizar una exhibición de motos. Vistosas acrobacias con las motos hicieron que los menores se pusieran en pie par aplaudir la destreza y control del vehículo que mostraron los efectivos. Sus funciones principales son la intervención en graves situaciones de crisis, grandes operaciones policiales, lucha contra el narcotráfico y apoyo a otras unidades.

Pero sin lugar a dudas, los perros que conforman la Unidad Canina recibieron los aplausos más cariñosos. Los que están considerados los mejores amigos del hombre hicieron ejercicios de obediencia, detección de drogas, dinero y explosivos, guiados por agentes especialistas. También pusieron el broche final a la gran exhibición con un ejercicio de defensa y ataque que puso en pie al público. Los perros lograron detener a dos delincuentes que habían secuestrado a un policía cuando pretendía identificarles. Mostraron su gran capacidad para actuar como agentes de la autoridad y lo efectivos que pueden llegar a ser como compañeros de la Policía Nacional. Son uno más en la plantilla e incluso tienen su número de placa.

Acción en todas sus dimensiones fue la actuación que llevaron a cabo los agentes del Tedax y del grupo NRBQ, con la desactivación de una bomba que localizó uno de los perros, y posterior detonación controlada. Un gas tóxico inundó la Plaza de Toros y fue necesaria la intervención de expertos que, con trajes especiales y herméticos, lograron alejar el peligro del público. Es lo más parecido a como actuarían en una situación real, por lo que los que conforman este grupo, también considerado de élite, tienen que tener los nervios de acero para afrontar situaciones de extremo riesgo. Se juegan su vida para salvar la de los demás.

La Unidad de Intervención Policial (UIP) con movimientos tácticos, trató de inculcar en los más pequeños la importancia del trabajo en grupo. Sus actuaciones más habituales tienen que ver con conductas violentas o potencialmente violentas de grupos de personas, por ejemplo en manifestaciones o espectáculos deportivos declarados como de alto riesgo. Preparados con armas largas y escudos, hicieron una exhibición en la que hubo tiros y mucha acción para arrestar a un individuo peligroso.

También un helicóptero del Grupo Cóndor sobrevoló el recinto al inicio de la exhibición, para enseñar a los escolares que la Policía Nacional también vela por la libertad de todos desde el cielo.

La Plaza de Toros de Almería se convirtió ayer en la mayor Comisaría policial, que abrió sus puertas para acercarse a la población más joven. Como indicó el Subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, "el objetivo es que conozcan los distintos servicios de la Policía de primera mano, para generar una confianza que el ciudadano siempre debe tener respecto a los servidores públicos que son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad". García Lorca tuvo un recuerdo para el agente fallecido en Málaga durante el cumplimiento de sus funciones.

Durante este curso escolar, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía han impartido charlas y realizado exhibiciones ante más de 5.200 alumnos de 118 colegios de la capital. Según la Comisaría, los agentes han realizado más de medio millar de servicios de vigilancia en los centros y sus alrededores para garantizar la seguridad de los menores. Por otro lado, se han reunido en 31 ocasiones con docentes y asociaciones de padres y madres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios