La relación especial entre la historia política y cultural en el Seminario

  • El catedrático Fernando Bouza impartió dos conferencias ayer en el Festival

Descubrir los nuevos enfoques que se le aplican a la historia cultural fue el objetivo de la ponencia de Fernando Bouza Álvarez, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, dentro del Seminario de Historia que codirigen Francisco Andújar y Bernard Vincent.

Bernard Vicent fue el encargado de presentar a este ponente: "Estuvo hace unos años como muchos conferenciantes que repiten porque son historiadores destacados y que nos gusta volver a escucharlos. Es uno de los expertos de la monarquía hispánica de los siglos XVI y XVII. Ha escrito muchos libros y destacaría Las cartas de Felipe II a sus hijas. Es un profesional que ha abarcado muchos temas: el mundo de la corte, la nobleza, el escrito, las maneras de leer… Casi todos los estudiosos de la monarquía han sido aconsejados de alguna manera por Fernando Bouza".

Bouza asegura que esta charla es una buena oportunidad para "hacer cuestiones sobre la metodología y la historiografía, además de plantear una discusión teórica sobre conceptos que se deben recuperar como son la historia y la memoria. Algunas categorías están sujetas a discusión, como la identidad".

El historiador destaca con un anécdota la importancia de las cuestiones culturales: "Un estudiante de doctorado de una tesis política leyendo distintos textos me dijo que no se podía hacer sin prestar atención al aspecto cultural. Se ha culturizado la historia política. Por otra parte, también se puede ver como se ha politizado la historia cultural".

El catedrático continuó profundizando con distintas reflexiones sobre estos dos aspectos: "La historia cultural ha servido como refugio. La historia cultural de la política es una forma de historia general, social".

El experto aseguró que "la memoria lo impregna todo con la historia cultural más reciente. Hay una falsa verdad que dice que las comunidades utilizan la memoria mientras que los poderes hacen una política del olvido. Es una reflexión atractiva. La memoria va aparejada al olvido en la sociedad moderna. La política lo que haría sería sustituir por otra memoria".

Por otro lado, a la hora de dirigir un discurso, el ponente aconsejó a los alumnos que "hay que encontrar las formas comunicativas que son específicas para el auditorio que las va a recibir". El historiador asegura que no está muy a favor del uso abusivo de la transversalidad en todos los aspectos de la historia aunque "los objetos sí lo son, siempre han servido para explicar la historia". Por la tarde, impartió una ponencia abierta para todo el mundo bajo el título: La cultura de la indumentaria en el Siglo de Oro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios