La evacuación de pluviales de la avenida Séneca ya toma forma

  • Con estas obras se resolverán los tradicionales problemas de anegaciones y arrastres de la rambla de Los Aljibillos

Con el objetivo de ir, poco a poco, solventando los problemas de falta de impermeabilidad que sufre el municipio de El Ejido, el equipo de gobierno ha marcado como una de sus prioridades la renovación y dotación de nuevos sistemas de recogida de pluviales en todo el término municipal. En este sentido, a los trabajos que ya encaran la recta final como son las actuaciones que se acometen en la calle Antonios y N-340 o los finalizados en la zona de Ejido Norte, se suman los correspondientes a la avenida Séneca con la calle Murgi.

La semana pasada, el alcalde ejidense, Francisco Góngora, supervisaba los trabajos de una de ellas junto al concejal de Obras Públicas, José Andrés Cano Peinado. Se trata de una importante actuación que, aunque centrada en estas calles, aportará importantes beneficios a otras zonas del municipio, como es el caso de la explanada del Cementerio al estar enmarcado dentro del propio proyecto el encauzamiento de las aguas procedentes de Ejido Norte.

Durante el recorrido por las obras, el regidor pudo ver como está tomando forma este proyecto debido a la cuneta de grandes dimensiones que se está ejecutando en la actualidad. Ésta se suma a los trabajos que se realizan para dotar de un sistema de decantador en la parte alta de la rambla que permita la recogida de todos los arrastres de las escorrentías que lleguen a la misma, impidiendo así que éstas alcancen la zona del Cementerio.

Asimismo, y de forma paralela, el proyecto contempla, también, una regeneración del firme que hará posible el cambio de la pendiente que, actualmente, tiene esta calle. Ello ayudará, sin duda, a mejorar la reconducción del agua para evitar que acabe en la explanada, dando prolongación a la rambla para que dichos pluviales sigan su curso natural.

Con ellas, se conseguirá "aumentar la capacidad de drenaje de esta zona" y, por tanto, "resolver un problema frecuente que tienen estos vecinos durante los meses de fuertes precipitaciones, que ven cómo se queda impracticable la explanada del Cementerio", y cómo, en ocasiones, los encharcamientos "entorpecen el tránsito tanto de los peatones como a los vehículos que, a diario, circulan por esta importante zona del municipio", explica Góngora. De ahí que "sea una satisfacción para nosotros ver como avanza esta obra que, estoy convencido, pondrá fin a las molestias y problemas que sufren los vecinos durante la época de lluvia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios