Los facultativos aprenden a abordar las situaciones con riesgo de agresión

  • Más de 200 profesionales reciben técnicas sociales para manejar estas circunstancias

Saber prevenir y saber abordar situaciones conflictivas se ha convertido en una necesidad para los profesionales sanitarios. Médicos, enfermeros, celadores e incluso personal de limpieza de los centros sanitarios se han convertido en carne de cañón, pues las cifras hablan por sí solas. En menos de seis meses, sólo Torrecárdenas ha sido escenario de dos agresiones de pacientes a sus médicos. El año pasado fueron cinco los agredidos. Precisamente para prevenir este problema, más de 200 facultativos del área de urgencias de Torrecárdenas recibirán durante todo el mes de mayo y la mitad de junio, las técnicas precisas para manejar situaciones con riesgo de agresión.

Se trata fundamentalmente de que los profesionales sepan cómo mantener una conducta asertiva, que favorezca la confianza mutua y además, que sean capaces de controlar las situaciones de angustia que pueda vivir el paciente.

Las jornadas, que se iniciaron ayer, se enmarcan dentro de una batería de iniciativas en materia de formación que lleva a cabo el Complejo Hospitalario Torrecárdenas. La Policía Nacional de Almería protagonizó una sesión en la que orientaron de la importancia de denunciar este tipo de agresiones. Les indicaron los pasos a seguir y los requisitos necesarios para que estas actuaciones sean sancionadas.

En las jornadas también se expondrá el Plan de Prevención de Agresiones del Sistema Sanitario Público de Andalucía, en el que mostrarán a los facultativos el mecanismo de registro y el plan de apoyo que contempla atención sanitaria, psicológica y asesoramiento legal.

Torrecárdenas ha implantado medidas de protección activa como es la instalación de 20 cámaras de vigilancia en el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios