La firma Crisol enseña a crear ambientes para rendir más

  • La empresa de interiorismo organiza un taller de ambientoterapia en el municipio

En ambientoterapia no hay fórmulas infalibles. Lo que para unos crea inquietud, para otros es relajante. Y es que la frase "para gustos, colores", se convierte en toda una máxima aplicada a esta técnica decorativa en la que la búsqueda de la sensación de bienestar prima sobre cualquier otro aspecto y se convierte en una investigación personal a través de la reflexión y los sentimientos que provocan el espacio, los colores, la orientación o las formas.

Poner un punto de luz en un lugar u otro puede representar un aumento o un descenso del rendimiento en el trabajo. Lo mismo sucede en el ámbito del hogar. Aspectos que muchas veces no se aprecian, cuentan, y mucho, en el día a día de cualquier persona.

A través de un taller de Ambientoterapia que se celebrará el próximo 10 de noviembre en Revita, en la Urbanización de Roquetas de Mar (calle Tórtola, número 4) , la empresa Crisol Interiorismo dará algunas claves para maximizar cualquier espacio y que sus usuarios se muevan por él de forma eficaz y placentera.

La profesora del taller, Esther Crisol, explica que la dinámica de la jornada es muy personalizada. "Pedimos a los participantes que traigan fotos, planos y medidas de los espacios que quieran cambiar. Estudiamos la personalidad de cada uno, observamos, ideamos y desarrollamos conceptos. Después toca implantarlos y verificar que vayan bien, para esto hacemos preguntas clave".

Crisol pone el ejemplo de una participante de sus talleres que llegó para cambiar su hogar. "Al principio decía que no le gustaban las plantas pero a lo largo de varias horas nos dimos cuenta de que lo que realmente no le gustaba era su disposición y el trabajo que le daban. Solo tuvimos que cambiar el lugar y las variedades de las mismas".

La profesora también lanza una cuestión importante: "hay veces que hacemos casas para enseñarlas, no para vivir en ellas. Tenemos que diseñarlas en función de cómo somos y qué necesitamos". Ocurre algo muy similar con el espacio de trabajo. "Las oficinas no están equipadas para realizar la labor que deben hacer los trabajadores, sino por quienes suministran el equipamiento". De esta forma, por lo general hay un "malgasto innecesario de materiales o de iluminación". En Almería una de las principales deficiencias, en su opinión, es la disposición de cortinas venecianas que "tapan la luz en lugar de difuminarla". Así, se pueden encontrar casos en los que en un día soleado las persianas están cerradas, las luces encendidas y el rendimiento baja por la iluminación.

Las inscripciones para el taller están abiertas. El precio es de 40 euros y el aforo es limitado. Más información en: 950333048, 628706600 o www.crisolinteriorismo.com.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios