Los funcionarios solicitaron la equiparación salarial y la igualdad

  • Francisco Iglesias coincidió en pedir quelos trabajadores no sean quienes paguen la recesión

El sindicato celebró ayer una fiesta lúdico-reivindicativa en la Rambla donde el presidente del sindicato independiente, Francisco Iglesias Da Silva, se dirigió a los asistentes para dejar claro que "la actual crisis no puede repercutir en el despido de los trabajadores bajo ninguna circunstancias, ya que ellos no han sido los partícipes de este hecho".

De todas formas, Iglesias centró su intervención en la igualdad de salario entre trabajadores de distintas comunidades autónomas y también en la igualdad de las condiciones laborales entre hombres y mujeres donde se pueden dar unas diferencias superiores a los tres mil euros anuales por el mismo trabajo y categoría profesional.

El presidente de CSI-CSIF explicó que "actualmente son muy importantes las diferencias salariales entre hombres y mujeres desempeñando un mismo puesto de trabajo. Por eso, exigimos medidas para para conseguir una verdadera igualdad de salarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios