María

El futuro alcalde está dispuesto a 'cazar los fantasmas' del hotel

  • Francisco Martínez (PP) señala que se reunirá con los arrendatarios para intentar desbloquear el litigio que mantiene cerrado el inmueble desde hace una década

Cambio de papeles y, como suele ser la tónica habitual, giro y vuelta a comenzar. Así podría definirse la situación que envuelve al Hotel Rural de Montaña ubicado en el municipio de María que mantiene enfrentados al Ayuntamiento de la localidad -dueño del inmueble con la empresa arrendataria, Linares Ullate S.L. desde hace ya más de una década y que con el cambio más que presumible del bastón de mando del PSOE al PP podría desbloquearse su situación.

El inmueble, que permanece cerrado desde entonces y que sufre de forma permanente actos vandálicos e incluso la amenaza de okupas y que para muchos se ha convertido ya en un hotel fantasma, se va a convertir en uno de los match ball de esta legislatura para el futurible alcalde del municipio, el popular Francisco Martínez, que ha afirmado a este periódico que "de momento no hay nada concretado" pero que "a partir del día 11 de junio cuando se conforme el equipo de gobierno tendremos que ponernos manos a la obra para dar solución a este problema y arreglar el inmueble, que está en estado ruinoso y es una fuente de riqueza para el municipio".

Martínez señala que hace ya cuatro años en una Comisión de gobierno "le dije al alcalde que contratase abogados para darle solución al problema y no me hizo caso y ahora nos encontramos con la presunta deuda de un millón de euros y un hotel cerrado", lamenta.

En este sentido, el líder del PP critica que el alcalde en funciones, Rafael García, nos "nos haya facilitado en esta legislatura ningún tipo de información tanto ni en los plenos ni de forma particular a pesar de que le hemos preguntado en varias ocasiones por la situación del inmueble".

A pesar de que la voluntad de Martínez es buscar una solución a este problema endémico se muestra cauto ya que "si no hay dinero no se donde se va a invertir. Los funcionarios llevan sin cobrar y si lo hacen es tarde y mal, por lo que va a ser complicado afrontar económicamente su rehabilitación".

Aún así, Martínez apunta que lo primero que hará si se convierte en regidor del Ayuntamiento de María es "reunirme con ellos -la empresa Linares Ullate S.L.- y tomar alguna decisión que nos permita en el menor tiempo posible volver a reabrir el hotel".

Esta situación, a juicio del popular, ha provocado que "los vecinos estén enfadados porque se realizó una fuerte inversión y a día de hoy el hotel está cerrado sin aportar nada al municipio, por esta razón, debemos de solucionar la papeleta como sea", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios