La "guerra" de la guardería Virgen del Carmen toca a su fin

  • El gestor, Manuel Izquierdo, da la cara y asegura que la directiva dimitirá "harta" de una situación generada por las "envidias" y la "manipulación"

Comentarios 1

Llevaba meses callado "para no dañar la imagen" del centro educativo del que es "gestor, porque me eligieron los miembros de la directiva, madre solo tengo una" y para no generar más polémica. Su objetivo era dejar "cerrados" varios temas importantes como "la firma del convenio para el 1º ciclo, el concierto del 2º y las matriculaciones".

Manuel Izquierdo, hijo de la presidenta de la Asociación de Amas de Casa de El Ejido, entidad titular de la Guardería Virgen del Carmen, ha escuchado cómo se le acusa de oscurantismo en la gestión, malas prácticas al despedir a personal del centro, presuntas irregularidades económicas e incluso amenazas contra personal del centro despedido. Él lo niega. "En ningún caso se ha cometido delito". Aporta el informe jurídico emitido por Educación y elaborado a petición de la entidad titular.

En el documento se cita: "han actuado conforme a lo que exigen las autoridades competentes". Si bien es cierto que el texto establece la conveniencia de que se convoque una sesión de Consejo Escolar "donde se fijen y establezcan los criterios para la contratación de personal docente", y se "presente y apruebe el Plan del Gestión del Centro", Educación considera que la entidad titular ha actuado conforme a la normativa en el despido de dos miembros del personal docente en el curso 2012/2013, ya que respondía a "motivos económicos" y, por tanto, no estaban obligados a transmitir todos los detalles al consejo escolar. También se da la razón a la entidad titular respecto a la elección del catering, que sustituyó a la comida que se venía haciendo en la cocina porque "los responsables se negaban a hacer los menús que nos aconsejaba una empresa de nutrición", asegura Izquierdo.

Según el gestor, durante el periodo en el que la exdirectora, Carmen Lourdes Fernández, estuvo al cargo, hubo "irregularidades, le pedimos documentación sobre la contabilidad y no la quiso dar. A pesar de todo no se la despidió ni se le aplicó expediente sancionador, pero sí se nombró a otra directora cuando acabó su periodo de cuatro años". Cuenta que había exceso de gastos comosobrecontratación por valor de 90.000 euros desde 2007, y que apenas había profesoras con titulación. "La mayoría tenían habilitaciones especiales y solo contrataban a primas, amigas o hijas...".

Los despidos que se produjeron, "dos personas de 2º ciclo y otras dos de 1º, los propuso la exdirectora, que finalmente se fue porque las otras se pusieron en contra de ella". De Fernández dice, asimismo, que "cerró clases de 1º ciclo para meter a sus amigas de 2º". Ese cambio provocó el descenso de ingresos del centro, argumenta.

Izquierdo asegura no ser "un santo. Pero creía que del sector del que vengo, la verdura, había gitanos y ni de lejos se parece a las rencillas que ha habido aquí. Algunas trabajadoras han movilizado a medio Ejido y han manipulado mucho". El 24 de marzo de 2011 toda la directiva de la asociación y la presidenta, Aurelia Gordillo, salieron reelegidas. "Mi madre era la única candidata". El 8 de abril dimitirán "y no se van a presentar más por las difamaciones que se han hecho contra ellas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios