La historia que Almería no cuida

  • Las murallas que durante siglos rodearon la ciudad se vienen abajo en diversos puntos por falta de cuidados

Comentarios 0

Igual no es el momento, pero la historia también reclama su espacio. Es que sin ella y sin hacerla comprensible, nada de lo actual tendría valor por sí mismo. Pero basta con asomarse a las murallas del Cerro de San Cristóbal para ver que, quizás, en Almería se presta más atención a lo que se ve que a lo que no, aunque, en realidad, tanto lo primero como lo segundo guarden tras sí la misma importancia y relevancia histórica. Un ejemplo: el mantenimiento de la muralla que durante siglos rodeó a Almería es prácticamente inexistente. Las imágenes hablan por sí solas. Hay trozos de muralla que han caído recientemente y ahí están las piedras amontonadas sobre una tierra en la que los matojos se las están empezando a comer, quizás como único remedio para que al visitante que le dé por asomarse a esta zona más oscura del patrimonio almeriense no sea testigo del escaso mantenimiento que tiene un monumento de la relevencia que guarda tras de sí el Conjunto Monumental de la Alcazaba de Almería y Murallas del Cerro de San Cristóbal. Ambas construciones ueron declaradas Monumento histórico y artístico en el año 1931 y Bien de Interés Cultural en 1985.

La Alcazaba guarda tras sí más de un milenio de historia. Comenzó a construirse en el año 955 Abderramán III concede a Almería la categoría de medina. Fue entonces cuando se construye también la mezquita mayor y las murallas que rodean la ciudad. Por tanto, aunque la Alcazaba tenga un mejor tratamiento que el resto de este conjunto monumental, todo data de la misma época, cultura y guarda la mismas indicaciones históricas.

La muralla del Cerro de San Cristóbal es lo que hoy permanece en pie de la antigua muralla que rodeaba toda la ciudad. En la actualidad se encuentra en estado de ruina progresiva. Fueconstruida con el fin de proteger el antiguo barrio de La Musalla, en tiempos de Abderramán III, entre los años 1012 y 1029.

El caso es que a pesar de todo lo que no se hace por el ciudado de la Alcazaba, que es mucho, este sigue siendo el monumento que más visita de toda la provincia, incluso aumetando de año en año el número de turistas. En 2014, el año del Milenio en la ciudad de Almería, se han batido récords.

El conjunto monumental de La Alcazaba de Almería ha registrado un nuevo récord en cuanto al número de visitantes después de que 239.809 personas acudieran hasta el recinto el pasado año, lo que supone un incremento del 24,8 por ciento con respecto a las cifras de 2013, considerado hasta el momento el mejor de la serie histórica.

El incremento de visitas al principal monumento de la capital almeriense ha coincidido con el año en el que se han programado actos y actividades para conmemorar el milenio de la instauración de la Taifa de Jayrán, popularizado como el Milenio del Reino de Almería, si bien el incremento de turistas ha tenido lugar en todos los meses del año salvo en marzo, junio y noviembre.

Con esto, se trata del mejor registro de La Alcazaba en su serie histórica iniciada en 2002, año en el que obtuvo 139.892 visitas. El monumento más frecuentado de la provincia bate su marca más alta, por encima de la de 2013 y la de 2010, año en el que 171.203 personas acudieron al monumento.

El mes de agosto fue el que obtuvo un mayor número de visitantes, con 62.327 usuarios frente a los 31.044 del mismo mes del año anterior. De igual forma, en julio se contabilizaron 34.853 usuarios y en abril, 24.568. La fortaleza recibió un menor número de turistas en enero, con tan solo 7.407 usuarios, pese a cual, mejoró su marca intermensual con respecto a enero de 2013. Esto pone de manifiesto que la Alcazaba, por su valor histórico, sigue atrayendo a almerienses y turistas y queda plasmado en el número de visitas al año. Si se pusieran todos los esfuerzos necesarios en su mejor conservación, quizás los números también serían mejores.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios