Los hoteles se llenarán en julio hasta el 90% gracias al turista nacional

  • Las familias españolas son el cliente más habitual y pasan una estancia media de seis noches El edil de Turismo considera que el optimismo también se traduce en el consumo

Los hoteles de Roquetas de Mar ven con optimismo el verano de 2015 ya que, con los datos de reserva en la mano, la primera quincena de julio les dejará una ocupación media de casi el 85% que esperan remontar hasta el 90% al cierre de este mes.

El concejal de Turismo de Roquetas de Mar, Luis Miguel Carmona, y el presidente de la Asociación de Promotores Turísticos, Francisco García, mantuvieron un encuentro el pasado jueves en el que analizaron los datos de ocupación actuales y las buenas previsiones que hay para la temporada estival. Esta perspectiva tan optimista está fundamentada precisamente en que, ya durante la pasada Semana Santa, los hoteles roqueteros se llenaron, además de unas ocupaciones en mayo y junio por encima de las registradas en 2014.

Tanto el edil como el presidente de la asociación coincidieron en el comportamiento del mercado, que vuelve a caracterizarse por la predominancia de los turistas nacionales y por las reservas de última hora. En cualquier caso, los hoteles de Roquetas de Mar esperan aumentar este verano sus ingresos ya que, tal y como explicó Francisco García, los precios se han aumentado ligeramente (entre el 3 y el 5%) y ya no se lanzan ofertas tan agresivas como en los últimos veranos.

El concejal roquetero, en declaraciones al Diario de Almería, mostró su satisfacción por el optimismo reinante en el sector que " también se trasmite al ámbito comercial". En esta misma línea, subrayó que "es evidente que hay una gran afluencia de gente por las calles y paseos marítimos, lo que se traduce en una mejora del consumo".

Sobre quienes son esos turistas que empiezan a tirar del carro del sector hotelero después de unos años con cifras algo pobres, los establecimientos lo tienen claro. El perfil del turista que visita Roquetas con más asiduidad es el de las familias españolas con niños. "El mercado nórdico ha bajado muchísimo y también los franceses, alemanes o belgas", se lamentó el presidente de la Asociación de Promotores Turísticos. En cuanto a la estancia media de estos turistas, suele rondar los cinco o seis días.

En esta misma línea, Francisco García, evidenció que la falta de comunicación de la provincia de Almería le hace perder oportunidades de negocio como las que se presentan actualmente, cuando el turista internacional decide no acudir a destinos árabes por miedo a ataques terroristas. A su juicio, la falta de vuelos al aeropuerto almeriense está imposibilitando que el potencial mercado de clientes internacionales terminen pisando los hoteles de la provincia en general, y los de Roquetas en particular.

En cualquier caso, pese a las dificultades de conexión, la localidad roquetera tiene una buena ubicación ya que sólo está a 22 kilómetros de ese aeropuerto y a ocho de la capital almeriense. Además, su mejor carta de presentación son sus 16 kilómetros de playa que no dejan indiferentes a quienes las pisan. De hecho, hace poco más de una semana el alcalde de la localidad, Gabriel Amat, procedía al izado oficial de las distintas banderas que ondean en cada una de sus nueve playas y que acreditan la calidad y los servicios que allí se ofrecen.

Además, la oferta hotelera de Roquetas de Mar se distribuye en 25 establecimientos, muchos de ellos a muy pocos metros de la costa y, en entre todos, ofrecen algo más de 17.000 camas.

Restaurantes, tiendas, puertos, centros de ocio, deportes náuticos, además de fiestas de interés turístico, como las de Santa Ana el 26 de julio, se convierten en atractivos para que el turista decida hacer las maletas y visitar Roquetas de Mar; una localidad en la que la historia, naturaleza y diversión se dan la mano con el objetivo de que sus visitantes tengan a su alcance la mayor oferta de ocio posible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios