Dos informes avalan que el crucifijo no se vaya del Pleno

  • Luis Pérez presentó ayer dos documentos jurídicos y técnicos que inciden en que no se vulnera la libertad religiosa · Su ubicación está ceñida a su conservación

El crucifijo ubicado en el Salón de Plenos del Palacio Provincial sigue dando mucho que hablar. Tras señalarse por parte del equipo de Gobierno de Juan Carlos Usero que no se iba a retirar de su ubicación actual, el vicepresidente de la institución Luis Pérez volvió a reafirmarse en esta postura y mostró ayer a los periodistas los informes jurídicos y técnicos que avalan la posición que tiene el cuadro del Cristo después de que el diputado provincial de IULV-CA Antonio Romero le pidiera que "deje de engañar" a los ciudadanos en relación a su petición para retirar dicha obra.

Pérez ha enseñado ambos documentos y ha afirmado que, en el caso del informe jurídico, se ajusta a la petición que realizó Romero, si bien éste sostenía que "no existe informe jurídico alguno sobre la vulneración del derecho a la libertad de conciencia y religiosa" por lo que pidió un informe jurídico que rebatiera alguna de las cuestiones legales que hizo llegar a la corporación a través del escrito de Observatorio de la Laicidad y que es el "motivo del ruego realizado al presidente en el pleno".

Las conclusiones del informe jurídico apuntan a que, a partir de la neutralidad religiosa e ideológicas de todas las instituciones públicas que recoge el ordenamiento jurídico, "no se puede considerar incompatible con la exposición pública de los bienes de contenido religioso que se integran el Inventario de Bienes de carácter artístico de cada entidad".

El informe técnico ahonda en que la obra número 42 del Inventario se halla en el salón de plenos del Palacio Provincial dado que esta estancia, junto con la sala de juntas "por sus características térmicas y de seguridad, conservan las mejores piezas del patrimonio de la Diputación entre las que cabe destacar las pinturas del siglo XIX, las pinturas indalianas del reconocido Perceval, y las de Cañadas y Carmen Pinteño".

Este documento añade a su argumentación que la exposición de este cuadro con Cristo -que no crucifijo-, se halla en exposición pública en un espacio que da "la posibilidad de que los ciudadanos puedan tener acceso a las piezas, de acuerdo con los actuales criterios museográficos y de conservación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios