Los jilgueros ponen banda sonora al frío

  • El municipio ha acogido un concurso de cante en la explanada del instituto Mediterráneo organizado por la Sociedad de Silvestrismo Fuente Álamo

Es misterioso cómo con tanto frío podían cantar los jilgueros en la mañana del pasado sábado. La sensación al abrir la boca era la de haberte metido una bolsa entera de Pictolines. Pues los animalillos, ahí, en la explanada cercana al instituto Mediterráneo de Garrucha, en un concurso de cante, ¡anda que! Y en mitad del campo cercano a la Palmera, sentado ante una mesa frente a tres jaulas colgadas, y sus correspondientes jilgueros en cada una de ellas, a unos diez metros de distancia, José Palma Navarro, árbitro de la Federación Andaluza de Caza y Juez de jilguero de primera, amén de presidente del Club Deportivo de Silvestrismo 'Piolín' de Huércal-Overa.

José, hágame la caridad, ¿usted percibe de verdad la diferencia en el cante de uno y otro? "Pues, sí, la verdad es que sí; es fundamental el buen oído, la formación y la práctica". Otra cosa, José, ¿porque los ponen de tres en tres? "El reglamento refleja que se debe juzgar así, que los pájaros puros, los jilgueros, han de juzgarse de tres en tres y de dos en dos los pájaros mixtos". ¿Mucho frío, no? "Mucho, pero a ver, el certamen hay que hacerlo". Al fondo, al calorcillo del sol mañanero, los 31 participantes en el concurso organizado por la Sociedad de Silvestrismo Fuente Álamo de Garrucha intentan atemperar la refrigeración natural.

"Cada uno de los participantes", relata Francisco Moreno Fernández, presidente de la Sociedad, "presenta tres o cuatro pajarillos a concurso". Es un concurso de jilguero y pardillo de cante en la categoría D.1 que la Federación Andaluza de Caza exige para obtener las licencias de cara al verano, y si no es así que los aficionados al Silvestrismo tengan piedad, porque en esto, como en los toros y las cofradías, cada cosa por su nombre. Las características que se tienen en cuenta a la hora de otorgar los premios son los adornos en el canto, los remates, los cantos básicos y los distintos enlaces entre esos cantos, penalizándose las rajás y las notas discordantes.

Contaba Francisco Moreno que el Silvestrismo es una modalidad deportiva consistente en la educación del canto de pardillos, jilgueros y verderones, en función de unos cánones preestablecidos, con el objeto de participar en pruebas deportivas de carácter oficial, en las que se evalúa la calidad del cante del pájaro. Añadía el presidente de la Sociedad de Silvestrismo Fuente Álamo de Garrucha que en Almería puede haber aproximadamente 10.000 aficionados al Silvestrismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios