Un jubilado de Costacabana enseña a hablar español a catorce extranjeros

  • Catorce residentes acuden a las clases que se desarrollan en la misma sede vecinal · El profesor trabaja de modo voluntario y altruista para enseñar a la población foránea que ya es de un 20%

Comentarios 0

¿Qué hace un geólogo de minas dando clases de español a un grupo de catorce extranjeros en el barrio de Costacabana? La respuesta puede obtenerse de 11:00 a 12:30 de la mañana los martes en la sede de la asociación. Rafael Vázquez, prejubilado de 63 años, ha viajado tanto a lo largo de su vida que ha tenido oportunidad de conocer diferentes lugares del mundo. Fruto de estas experiencias conoce el inglés, el francés y ha desarrollado una gran habilidad social. Ahora ha decidido dedicarse a trabajar con los vecinos, en favor de los ciudadanos del barrio "que cuentan con todo mi apoyo", tal y como asegura. De sus clases se benefician sus catorce alumnos, todos ellos extranjeros aunque de diferentes nacionalidades.

Los hay de Irlanda, Escocia, Inglaterra e incluso cuenta con una chica de Islas Fiji que además es su esposa y le apoya en cada una de sus iniciativas.

Vázquez quiere dedicarse a los ciudadanos, a la vecindad, y ellos se lo agradecen. Ayer, con una botella de vino y una tableta de chocolate. Es su manera de pagar las horas que, con carácter altruista, pasa junto a ellos.

Cada semana toca debatir un tema de interés, básico para el día a día. Ayer eran las comidas y los horarios de las mismas, y como no podía ser de otro modo, el concepto de cerveza con tapas, típico almeriense. "Uno de los problemas que encuentran mis alumnos luego en la calle es que el habla andaluza es diferente al castellano teórico, pero les gusta", asegura Vázquez que destaca la importancia de asistir a clase mostrando interés, cosa que ocurre con sus alumnos.

Los asistentes atienden a las clases que se imparten siempre en castellano, y en las que predominan los feed-back continuos, una metodología con la que los asistentes están totalmente de acuerdo. Apenas chapurrean algo de castellano los más nuevos pero los antiguos ya controlan varias frases con las que se defienden en los temas de debate.

Lo más importante, cuando viene un alumno nuevo, es presentarse. Así van pasando de uno en uno contando por qué van a las clases y explicando lo que entienden ellos por comidas saludables.

La presidenta de la asociación Bahía de Costacabana, María del Carmen Montes, ha explicado que la iniciativa de los talleres está teniendo una gran acogida por parte de los vecinos "que están respondiendo mejor de lo que esperábamos". El mejor aval para los miembros de la asociación es la aceptación que están teniendo las actividades por parte de los residentes en el barrio.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios