La justicia tiene ahora la última palabra ALBOX

  • El TSJA decide si Sonia Cerdán puede seguir ostentando la vara de mando o recaerá en manos del PP

Como muchas de las cosas que hoy suceden en el panorama judicial y político, lo que pasa hoy en el ayuntamiento de Albox tiene su origen en los años de bonanza. Allá por el año 2007, el PSOE ganaba las elecciones municipales por mayoría absoluta después de 16 años de Partido Popular. José García, la renovación de aquel PSOE, tuvo que unirse con la vieja guardia, quienes habían sido alcalde y teniente alcalde, Francisco Pérez Conchillo y Rogelio Mena, respectivamente. El famoso Plan E, el urbanismo descontrolado, la apuesta de algunas administraciones al nuevo equipo de gobierno hicieron que "se invirtieran más de 80 millones de euros". Eso decía el propio García para presumir de gestión. Lo cierto es que años después, la deuda del Consistorio se cifra por encima de los 50 millones de euros, algunos de esos proyectos estrella están inacabados, otros no se sabe si existen aunque están pagados y otros tantos investigados por la justicia mantienen en el banquillo a políticos, empresarios y funcionarios locales.

Hubo meses en los que no se pagaron las nóminas, (hoy las cuentas vuelven a estar mal) se cortó la luz en dependencias municipales por impago y José García presentó su dimisión, argumentando "falta de ilusión". Era enero de 2013.

Rogelio Mena se hizo después de más de dos décadas en política local con la alcaldía de Albox. Los números ya no cuadraban y tuvo que despedir a ocho trabajadores de la limpieza o bajar el sueldo a todo el personal laboral, pero el nuevo alcalde saltó a los medios nacionales por ser "el alcalde viajero", 174 viajes en apenas veinte meses de alcaldía que costaron a los albojenses más de 47.000 euros y que hoy de nuevo obligan a Mena a responder ante el juez por presunta malversación de caudales públicos.

Pero sin perder el hilo que nos lleva a la particular situación que hoy vive el Ayuntamiento de Albox, debemos volver a los expedientes de adjudicación y facturas pagadas en los años de bonanza. Rogelio Mena resulta imputado por negar información a la oposición "de forma sistemática"; expedientes de contratación y facturas relativas a tres empresas incluidas en el Plan de Pago a Proveedores del Ayuntamiento: Planta de Reciclaje Albox SL, Demoliciones y Asfaltos La Calzada SL y Alcaina Estudio de Ingeniería. Aún así, el PSOE le permite encabezar la candidatura socialista en las elecciones del pasado mes de mayo, los acontecimientos se precipitan y antes de tomar posesión se conoce la sentencia que lo inhabita para empleo o cargo público durante dos años y medio. El alcalde electo y condenado decide seguir adelante y es respaldado por sus ocho compañeros; para que pueda coger la vara de mando todos abandonan el PSOE y se hacen llamar 'socialistas albojenses'. Aquella decisión, fue sin duda, otro de los momento que marcarán el futuro de este equipo de gobierno.

Rogelio Mena presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial y aunque ganó unos meses, las cosas empeorarían aún más no solo para él, también para sus compañeros. El 2 de febrero de 2016 se conocía la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería que confirmaba la pena por negar de manera reiterada información a la oposición "con utilización abusiva de sus facultades de gobierno" y "entorpeciendo la transparencia de la gestión pública del Ayuntamiento que presidía".

El 12 de febrero, el Juzgado Penal Nº 1 de Almería enviaba la notificación que textualmente decía, "remito testimonio de la sentencia… debiendo convocar Pleno, a fin de proceder a la ejecución de dicha sentencia". De nuevo otro documento del juez con fecha 23 de febrero, emplazaba a la secretaria a ejecutar la sentencia firme, pero no fue hasta un día antes de la fecha límite para el pleno de investidura del nuevo alcalde, cuando la sentencia de Rogelio Mena se ejecutaba.

La negativa de Mena a abandonar la alcaldía hasta el último día, hizo que en el pleno de investidura de la nueva alcaldesa, Sonia Cerdán, faltara una edil de 'socialistas albojenses' ya que no hubo tiempo para recoger su credencial. Esta situación planteó un empate con el candidato popular, Juan Pedro Pérez, que sumaba también ocho votos con el apoyo del concejal de CILUS. Según la Secretaria Eva Cano, la elección se decidió por ser la lista más votada en las elecciones municipales del pasado mes de mayo. Pero antes de la votación de candidaturas, el portavoz del PP presentó una 'cuestión de orden' alegando que "los concejales electos del PSOE en las elecciones municipales de 2015, antes de la sesión de investidura, se dieron de baja del PSOE-A. Desde ese momento los 9 ex ediles del PSOE debieron pasar a ser concejales No Adscritos".

A partir de ahí, Pérez Quiles expuso y adjuntó jurisprudencia para defender su observación, basada en que "la normativa indica que quienes forman parte de los no adscritos, no pueden elegir ni ser elegidos".

La Secretaria hizo caso omiso a la petición de Pérez Quiles, incluso se negó a realizar un receso para estudiar la documentación presentada, y Sonia Cerdán asumía el 7 de marzo pasado, como nueva alcaldesa de Albox, aunque poco duraría la alegría.

El Partido Popular de Albox denunciaba lo sucedido y en primera instancia, el pasado 21 de marzo, la Junta Electoral de Zona con sede en Huércal Overa, manifiesta "que por existir un precedente en la jurisprudencia constitucional que resuelve un supuesto similar al que nos ocupa, esta JEZ asume íntegramente la doctrina sentada en la STC 31/1993 de 26 de enero en la que se concluye que el concejal proclamado por el Grupo Mixto y posteriormente elegido como alcalde, no pudo ser considerado cabeza de lista a efectos del artículo 196 a) LOREG, por lo que tal designación y elección han infringido dicho precepto, lo que implica que no se han realizado con los requisitos que indican las leyes".

El pasado 4 de abril el Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía se pronunciaba en cuanto a este contencioso electoral haciendo referencia también en su escrito "a la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (artículo 196 a), que exige a los candidatos a la alcaldía, que como primer requisito, hayan encabezado la correspondiente lista electoral". Por tanto, "es evidente que los concejales del partido Socialistas Albojenses, no concurrieron a las elecciones en tal concepto, por lo que en ningún caso pudieron encabezar una lista electoral propia, lo que hace inviable que alguno de ellos pueda adquirir la condición de alcalde".

El Fiscal entiende que "ha de ser estimado el recurso electoral presentado por el PP y anulado el Pleno del Ayuntamiento de Albox en donde se proclamó alcaldesa Sonia Cerdán Jiménez". Por lo expuesto, continúa el Fiscal Jefe, "ni Rogelio Mena Segura primero, ni Sonia Cerdán Jiménez, después, pueden ser elegidos alcaldes de Albox, pues ninguno de los dos encabezó la correspondiente lista electoral que era del PSOE-A, al que dejaron de pertenecer por decisión propia".

El equipo de gobierno por su parte presentaba el 5 de abril un escrito de alegaciones ante el TSJA apuntando que los nueve ediles nunca crearon un nuevo partido, sino un grupo político. Basan su defensa en que los nueve concejales que integraban la lista que concurrió a las elecciones municipales de mayo "no eran militantes del PSOE" y que, "por consiguiente, no pudieron darse de baja" al tiempo que añade que, "como el Ministerio Público conoce, la militancia no es requisito indispensable para ir en unas listas electorales".

Además, Cerdán puntualiza que los nueve ediles no "se integraron en un partido de nueva creación denominado Socialistas Albojenses" tal y como se apunta desde Fiscalía, lo que atribuye "a una simple falta de conocimiento porque no es igual ni formal ni jurídicamente, un partido político que un grupo político dentro de un Ayuntamiento". Insisten en que "yerra nuevamente el Ministerio Fiscal cuando manifiesta que Sonia Cerdán pertenece al Grupo Municipal formado por los concejales del partido Socialistas Albojenses ya que en este sentido nuevamente vuelve a confundir un partido político de nueva creación, distinto al PSOE".

Lo cierto es que será el juez del TSJA quien tenga la última palabra al respecto, quien decida quien ocupará el sillón municipal. Las dos instancias anteriores han dado la razón al requerimiento de los Populares. Judicialmente es de esperar que el juez se expida en el mismo sentido. El mejor escenario para los socialistas albojenses, es muy malo, ya que se enfrentan a varias denuncias de calado y recorrido. Si asume el líder de la oposición, tiene varios desafíos por delante; intentar sanear las cuentas, poner en marcha los servicios, limpiar la imagen del municipio y todo esto, con un Ayuntamiento que técnicamente está en quiebra. Ya se sabe aquello de que "lo que mal empieza, mal acaba".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios