El lejano Oeste se muda a la costa

  • Vaqueros, chicas del can can y artesanos toman el Puerto de Almerimar durante tres días

En Almería, cuando hablan del lejano Oeste todos piensan en el desierto de Tabernas y en los míticos westerns que allí se han rodado. Sin embargo, los vecinos de el Ejido y visitantes han tenido este fin de semana la oportunidad de visitar un pedacito de este escenario en una ubicación mucho más inusual: los alrededores del puerto de Almerimar.

De esta forma, del viernes al domingo, cuando el sol se escondía tras el horizonte, este mercadillo del Oeste despertaba ofreciendo actividades y oferta comercial y gastronómica a miles de visitantes hasta bien entrada la madrugada.

Así, en la calle Galeón, junto al Puerto de Almerimar se han instalado más de medio centenar de expositores muy diversos. Los asistentes han tenido la oportunidad de comprar materiales artesanos hechos a mano, disfrutar de varios puestos de gastronomía tradicional y de diversos productos como pasteles, piedras preciosas o gominolas naturales. Igualmente, los niños han podido disfrutar de una zona de ludoteca y de animación infantil. En este sentido, los pequeños vaqueros también han tenido la oportunidad de participar en talleres demostrativos en los que han aprendido distintos oficios de la época del oeste relacionados con el tiro con arco, el tratamiento del cuero, la alfarería, elaboración de velas de cera de abeja o los juguetes de madera.

Por otro lado, para que los visitantes se metiesen más en ambiente, los artesanos de muchos puestos iban ataviados con vestidos de la época, al igual que la zona donde permaneció instalado el mercado, que se encontraba decorada y ambientada para esta ocasión especial. De hecho, como en todo Oeste que se precie hubo un grupo de alborotadores vaqueros, representados por especialistas de cine, que realizaron un show cada noche. Para amenizar el mercadillo, las chicas del can can también hicieron su aparición con un baile. Esta cita lúdica se ha preparado de manera conjunta entre el Ayuntamiento de El Ejido y Rastrillo de Culturas. La iniciativa estaba incluida dentro de la amplia programación de actividades que el Ayuntamiento de El Ejido que, a través de su concejalía de Turismo y Comercio, ha previsto para los meses de verano con el fin de ampliar la oferta turística del municipio y ofrecer alternativas de ocio interesantes que inviten a la gente a salir a la calle. Este primer mercadillo se ha unido a otras iniciativas similares que ya han tenido lugar en anteriores ocasiones como mercadillos medievales o marineros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios