Los más lentos y ancianos

Comentarios 0

En 1885, tres provincias españolas, entre las que se encontraba Almería (junto a Soria y Teruel), estaban fuera del entramado del ferrocarril en España. 130 años después, la provincia cuenta con apenas 200 kilómetros más de vías que en aquella época, las infraestructuras siguen siendo de aquel siglo y, como en aquella ocasión, ahora Almería se encuentra fuera de la alta velocidad. Es un ciclo que se repite y que deja a Almería en una situación primitiva comparada con la gran mayoría del resto de España.

Tal es la dramática situación del ferrocarril en Almería que es más efectivo, en cuanto a tiempo, viajar en coche a cualquier ciudad. Tomando como punto de destino Madrid, realizar el viaje en automóvil supone 10 minutos de llegada anticipada. Si se compara con otras ciudades andaluzas, esto cambia. Los que partan desde Málaga se ahorran 3 horas y media, los cordobeses 2:40 horas, los albaceteños 1:11 horas, los gaditanos 2:35 horas e incluso los palentinos algo más de una hora.

En cuanto al número de trenes diarios, la provincia cuenta con dos, los mismos que Granada, pero tres menos que Murcia, dos menos que Jaén, uno menos que Cádiz, 21 menos que Sevilla o 17 menos que Albacete.

Es en el precio donde Almería se encuentra en un término medio a pesar del estado de sus conexiones. El precio medio hasta Madrid es de 44 euros viaje de ida por los 66 de Granada, 44 de Murcia o 30 de Jaén.

El último tramo de tren inaugurado en la provincia de Almería fue hace 117 años, en marzo de 1899. Ahí culminaron las inauguraciones y puestas en funcionamiento. Todo lo contrario, en 1985 se cerró la línea Almendricos-Guadix, que constaba de un total de 161 kilómetros, o lo que suponía casi la mitad de la red de la provincia.

Según un estudio elaborado por la Asociación de los Amigos del Ferrocarril, la velocidad media de los trenes que conectan con Almería es de 82,8 kilómetros por hora. Desde 1952 se ha avanzado en torno a un kilómetro por hora al año. Es la segunda por la cola solo por delante de Badajoz.

En la década de los 50', en la provincia de Almería ya había trenes que alcanzaban la velocidad que registran en la actualidad. Pocos cambios ha habido desde entonces. En realidad, escasas transformaciones ha habido desde que el tren llegó a la provincia. Y es que no se ha añadido ni un solo metro de vía férrea desde comienzo del siglo XX, en todo caso, lo que ha sucedido en este sentido ha sido retroceso, con la eliminación de algunas conexiones o la redirección mediante transbordos desde otras provincias. Los de la provincia vecina, Granada, manejan una velocidad media de 85 kilómetros a la hora.

El tren que conecta a Almería con Sevilla es uno de los más deficitarios de Andalucía según un informe elaborado por el Ministerio de Fomento a finales de 2012, con pérdidas que superan los 5,5 millones al año. Cuenta con 246 plazas por kilómetro disponibles, pero solo se ocupan una media de 99, obteniendo unos ingresos de 6,9 millones de euros. Al menos, de momento, las líneas Almería-Linares y Sevilla-Granada-Almería se salvan de los recortes. En realizar el trayecto, hace diez años se tardaba en torno a cuatro horas y cuarenta minutos, mientras que en la actualidad se superan las cinco horas y media. Ir a Granada en coche tiene una duración de hora y media, mientras que sobre el ferrocarril se alarga durante una hora más. Además, la línea que une Almería y Madrid es una con más reclamaciones de todo el panorama nacional. Otro paso atrás lo pon el tren García Lorca Almería a Barcelona antes diario y directo con Barcelona, ahora alterno y con transbordo en Linares Baeza.

Entre las reivindicaciones del sector del ferrocarril consideran necesaria la electrificación de la red ferroviaria que une Almería con Granada y Linares Baeza, para poder reducir el coste de los servicios de trenes, aumentar la potencia y la velocidad de forma significativa y, por tanto, reducir los tiempos de viaje, tener un transporte más sostenible y menos dependiente. Esta ampliación de la red ferroviaria electrificada desde Huéneja hasta Granada y Linares es una obra costosa pero con un perfil económico mucho más bajo que cualquier proyecto de obra nueva.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios