El mercado de abastos pide una inyección de dinamismo

  • Aunque en la época estival, los comerciantes hacen su agosto · En invierno, la población disminuye y con ella las ventas, la churrería-bar sigue vacante

Cubierto prácticamente al cien por cien. El mercado de abastos de Balerma, que fue inaugurado hace más de un año, cuenta con siete puestos y un bar, que vienen a ofrecer a los vecinos del núcleo ejidense la opción de adquirir productos frescos y de calidad. Si bien es cierto, que a día de hoy no todos los establecimientos se encuentran funcionando a pleno rendimiento y es que "hay alguna plaza vacía que la gente no la solicita", afirmaba el concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de El Ejido, Ángel Escobar. La churrería-bar es el único puesto vacante de este Mercado de Abastos que, comenzó a construirse en el verano de 2009, levantándolo justo donde estaba el antiguo mercado tras la Torre del siglo XVIII.

Una infraestructura moderna, funcional, que cuenta con dos alturas y unos 214 metros cuadrados de superficie. Destaca por adaptarse a la forma de la parcela dejando un espacio libre en su entrada de 53 metros cuadrados, y porque se estructura a partir de varios volúmenes de huecos.

Aunque las demás licencias están otorgadas el concejal de Servicios Públicos ha puntualizado que "una cosa es que un puesto esté cubierto y otra es que esté abierto al público, dado que puedes tener licencia, estar pagando, pero si lo solicitas puedes cerrarlo".

En esta línea, el edil argumentaba que el Mercado de Balerma hay que dinamizarlo, ya que en verano tiene bastante tirón y son muchos los clientes que a diario acuden a adquirir productos frescos y de primera calidad, "pero en invierno el núcleo ejidense no tiene la población suficiente para contar con clientes potenciales. Por eso estamos trabajando en dinamizarlo de alguna forma". En esta línea añadía que, "nosotros estamos abiertos a cualquier solicitud, lo que ocurre es que no llegan solicitudes".

Y es que hay que tener en cuenta que dada la actual coyuntura económica la gente está menos interesada en abrir un negocio y tampoco tienen recursos económicos para montar uno. A lo que hay que sumar que los comerciantes que ya están instalados, mientras siguen comprando el género al mismo precio no hay clientela porque la gente no compra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios