"Si no me meten en la cárcel, me matan a la salida de los juzgados"

  • En prisión el señalado por las víctimas de la explosión de un artefacto en El Zapillo · El magistrado aduce "alarma social" aunque admite las pruebas de que no estaba en Almería

Comentarios 3

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería decretó ayer el ingreso en prisión del señalado por las víctimas como el presunto autor de la colocación de un artefacto explosivo que estalló en los bajos de un vehículo el pasado sábado en el barrio de El Zapillo. Según pudo conocer El Almería el ahora encarcelado se presentó voluntariamente en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Almería para prestar declaración el pasado lunes, aunque no fue hasta la mañana de ayer cuando compareció ante el magistrado que, atendiendo a la "alarma social" que produjo el caso, decretó su ingreso en prisión.

El Almería ha podido conocer de fuentes próximas al caso que las amenazas que denunció a El Almería el pasado lunes, no han cesado desde entonces. De hecho, además de afectar a la propia abogada, llegaron hasta la propia puerta de los Juzgados en la mañana de ayer. Las últimas palabras del ahora encarcelado antes de ser conducido a la prisión provincial de El Acebuche fueron: "si no me meten en la cárcel me hubieran matado a la salida". Esta versión fue confirmada incluso por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía que custodiaron en todo momento la comunicación de la orden de ingreso en prisión.

La cronología de los hechos comienza el pasado lunes, cuando comparece ante el Inspector de Homicidios en la Comisaría de la capital. Allí le comunican que no tienen ninguna acusación contra él. Dos días después, el miércoles, recibe una comunicación de su abogada en la que se asegura que la Fiscalía va a presentar una petición de ingreso en prisión por la alarma social que levantó el caso.

A las 9:30 de la mañana de ayer tenía una cita ante el titular del Juzgado de Instrucción número 6 ante quien presentó (y le fueron admitidas) las pruebas que demostrarían que se encontraba fuera de Almería en el momento de producirse la explosión en el coche estacionado en El Zapillo, en la mañana del sábado pasado.

El magistrado, que en un principio se mostraba reacio a su ingreso en prisión, admitió todas esas pruebas en principio exculpatorias que incluían recibos de su estancia fuera de la provincia, así como varias grabaciones de llamadas telefónicas en las que se recogían amenazas contra su integridad efectuadas, según las mismas fuentes, por los familiares del propietario del vehículo en cuyos bajos fue colocado el artefacto explosivo. Poco después de las 12:30, el juez admitió el criterio de la fiscal y decretó su ingreso en prisión. Según pudo saber El Almería el criterio seguido por el ministerio público citó incluso el caso del asesinato de la niña Mari Luz para justificar su decisión.

Familiares del encarcelado quisieron mostrar su preocupación por su estancia en prisión, ya que la dirección del establecimiento penitenciario tiene constancia de hasta cuatro intentos de homicidio en su anterior paso por El Acebuche, por lo que se mantiene en constante vigilancia para evitar amenazas y contactos con la familia de los afectados por el explosivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios