Dos millones para hacer que las casas de 300 familias sean más habitables

  • La consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz Villalón, visitó ayer uno de los edificios rehabilitados por la Junta, que ha posibilitado la instalación de un ascensor

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda ha invertido en los últimos años en el municipio almeriense de Benahadux un total de 2,02 millones de euros en subvenciones a 300 familias para adecuar y mejorar las condiciones de habitabilidad de las casas y las zonas comunes de los edificios en los que residen, a través de los diferentes programas de rehabilitación contemplados en los últimos planes autonómicos de vivienda.

La consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz Villalón, visitó ayer uno de los edificios remozados localizado en el número 26 de la calle Sevilla, donde la intervención de la Junta de Andalucía ha posibilitado la instalación de un ascensor, mejorando con ello las condiciones de vida de las seis familias residentes. Esta obra, en la que la Consejería ha invertido 79.800 euros, se ha ejecutado a través del programa de Rehabilitación Singular, una línea de recuperación residencial que también contempla la eliminación de barreras arquitectónicas.

De este programa también se han beneficiado 81 familias residentes en otros seis bloques de la localidad, en los que la Consejería ha destinado 526.800 euros. Junto a estas obras ya finalizadas, la Junta de Andalucía ejecuta en la actualidad otra intervención en un edificio de la calle San José donde residen otras 14 familias.

A través del programa de Rehabilitación Autonómica, con el que se actúa sobre los elementos comunes de los bloques (elementos estructurales, cubiertas, etc.) y sobre el interior de las viviendas, la Consejería de Obras Públicas y Vivienda ha destinado una cuantía superior a los 800.000 euros para adecuar un centenar de viviendas. De igual modo, la Junta ha actuado, mediante la línea de Adecuación Funcional Básica, en otras 99 viviendas para mejorar sus condiciones de habitabilidad. En este tipo de intervención, dirigida a familias compuestas por personas mayores de 65 años o con algún miembro aquejado por alguna discapacidad, la inversión pública en ayudas ha ascendido a 533.300 euros.

Además de la recuperación del patrimonio residencial existente, la Consejería también promueve vivienda protegida de nueva planta con el fin de mejorar la oferta residencial de la localidad. Así, ha finalizado recientemente con una inversión de 865.325 euros la construcción de 14 VPO en una parcela municipal, cedida por el Ayuntamiento de Benahadux en la calle Azucena. Estos inmuebles, de 70 metros cuadrados y tres dormitorios, se han adjudicado a familias jóvenes con niveles de ingresos inferiores a unos 29.000 euros brutos anuales. Los precios de las casas tienen un valor superior a los 74.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios