Una mínima proporción de las 4.000 casas ilegales será derribada

  • Los ayuntamientos tratan de regularizar con sus planes las viviendas fuera de ordenació

La Junta de Andalucía y los ayuntamientos del Levante y Almanzora vienen trabajando en los últimos cuatro años en la regularización de las más de 4.000 viviendas en situación irregular de las comarcas a través de los planes generales de ordenación urbana. Según han reconocido alguno de los alcaldes y el propio delegado provincial de Obras Públicas, Luis Caparrós, el objetivo es evitar el derribo y dar aliento a las familias, en su mayoría de británicos, que cada día les siguen pidiendo amparo. Su única vía de esperanza son los planeamientos municipales, en fase de elaboración, y los planes subregionales de la administración autonómica.

Caparrós reconoció a este periódico que del conjunto de viviendas ilegales son sólo una minoría las que finalmente no lograrán salvarse de la grúa por las limitaciones del POTA o porque irremediablemente ya no tienen solución porque se encuentran en suelos del dominio público, en las zonas inundables y en aquellas con una protección especial.

Según el delegado de Obras Públicas, "tratamos de buscar una salida y regularizarlas , pero nunca de espaldas a la ley". Para conseguir que estas viviendas fuera de ordenación se adapten al POTA se han creado en las comarcas del Almanzora y Levante las oficinas de asesoramiento . La Junta de Andalucía incoa un expediente cuando se detecta una irregularidad y si el ayuntamiento correspondiente le ha concedido licencia y no acepta la revisión se recurre a la justicia a través de un contencioso. Es lo que ha ocurrido en Zurgena. Es, por tanto, el juez el que determina la sanción económica y penal y el correspondiente derribo con la que se declara nula la licencia y se obliga a restituir la legalidad.

En la provincia de Almería el primer derribo, tras quedar al descubierto el escándalo por las viviendas irregulares, se produjo en Vera el pasado 9 de enero. La familia Prior no logró impedir que la Junta de Andalucía echara por tierra su chalé en la Loma de Vera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios