El municipio cierra el 2012 con un superávit de cerca de medio millón de euros

  • El alcalde, Antonio Oliva, señala que es resultado de "un esfuerzo en la reducción de gasto corriente y deuda"

El Ayuntamiento de Abla ha procedido a la liquidación de sus cuentas del 2012 de manera positiva, con un superávit de 480.369,54 euros. Tal y como se puso de manifiesto en la última sesión plenaria, el acta de arqueo refleja que el saldo en las cuentas corrientes del Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2012, ascendió a 424.515.

En la sesión plenaria, que tuvo lugar el 15 de febrero de 2013, se debatió sobre estos resultados que suponen alcanzar el equilibrio en el presupuesto del Ayuntamiento, lo que ha permitido ajustarse a la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Por otro lado, el Pleno aprobó por mayoría del Grupo Socialista y con los votos en contra de la oposición del Grupo Popular, el Presupuesto del Ayuntamiento para el 2013 por un importe de 2.256.000 euros, quedando garantizados las obligaciones para el funcionamiento de los servicios municipales, personal e inversiones.

El alcalde de Abla, Antonio Oliva, ha explicado que este resultado se ha conseguido "gracias a la continuidad en las medidas de contención y de rigor del gasto que el equipo de gobierno viene aplicando". Oliva remarcó que el Ayuntamiento continuó en los últimos años realizando "un esfuerzo de reducción del gasto corriente y de contención de la deuda, en un ejercicio de responsabilidad y de anticipación al empeoramiento de la crisis".

Asimismo, el concejal del Área de Economía y Hacienda, Javier Sánchez, hizo hincapié en que, "fruto de esa contención del gasto corriente, de los planes de austeridad puestos en práctica por el equipo de gobierno y de una política responsable en cuanto al recurso al crédito, ha permitido poder cumplir con nuestros proveedores del Ayuntamiento, y que no tuviéramos que hacer recortes sociales o despidos de personal".

Para finalizar, como explicó el primer edil, "estos resultados nos van a permitir, a pesar de la crisis y de los recortes de otras Administraciones, contribuir con nuestra aportación municipal a nuevos programas de formación y fomento del empleo para parados de la localidad, como es el caso del Plan Especial de Empleo de Abla, puesto en marcha a final de 2012 y destinado a parados del Régimen General, que se sigue ejecutando en la actualidad y con el que ya se han podido contratar a 40 vecinos durante un mes; o por otro lado, con nuestra aportación municipal haber podido acceder a inversiones para realizar las obras de urbanización en la calles Hermanos Tena, Chorradero, Carrichete y que continúen en calle Baja, para mejorar la red de abastecimiento".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios