Un municipio joven hermanado con la Legión y un pasado ligado a la capital

  • Viator cuenta en la actualidad con casi 6.000 vecinos, un 50% más que hace una década Su gran motor económico es el Poligono Industrial La Juaida, reflejo de su afán por crecer

El municipio de Viator se ha convertido con el paso de los años en un destino preferencial para aquellos que quieren disfrutar de la cercanía con la capital viviendo en un pueblo con una fisionomía a caballo entre lo rural y lo urbano. No en vano, en la última década ha pasado de 3.617 vecinos a 5.942, un 50% más de vecinos. Cifras que ejemplifican su función de ciudad dormitorio de Almería.

La localidad es relativamente joven. Su origen puede que venga del periodo de Al-Andalus, cercano a la fundación de Almería en el siglo X. Su nombre indica lugar de tránsito, vía o camino, aunque existe la creencia que el topónimo Viator procede de Vía Turris, camino de la Torre, y se refiere al cortijo llamado de Torreserena que había en las proximidades. Parece que transcurrió la calzada romana de Cástulo a Malaca antes de cruzar el río para seguir la costa, según apuntan algunos historiadores.

Con la conquista de cristiana de Almería en el 1489, Viator queda como un arrabal de Almería. A principios del siglo XVI su población constaba de 155 habitantes, todos moriscos. Tras la Guerra de las Alpujarras (1568-1570), Viator queda despoblado. La repoblación se llevó a cabo en 1587 con nueve vecinos.

La segregación de Almería tendrá lugar en el 1835, pero su término municipal no se conformará hasta finales de siglo ante la demanda interpuesta por Viator ante la Audiencia de Granada. A mediados del siglo XIX ya presenta una estructura urbana constituida por 300 viviendas, la mitad de ellas en cuevas, huyendo de las crecidas del río Andarax, agrupadas alrededor de los cerros de la Cruz de Mayo y de el Calvario; el resto se alinea a lo largo del camino en dirección a Almería, tal y como explica el portal web de turismo de la Junta de Andalucía.

El siglo XX se caracterizará por el descenso de población como en toda la provincia de Almería. En los años 20 se comienza a levantar el campamento militar de Viator, para preparar las tropas para la defensa del Protectorado de África, por su proximidad a la zona de conflicto. Hoy día su proximidad a la capital hace que parte de su población se dedique al sector servicio, pero la actividad principal sigue siendo la agricultura.

Dentro de sus atractivos turísticos, la localidad cuenta con La ermita de la Santa Cruz que permite un inmejorable mirador sobre el río y su vega, y las crecientes urbanizaciones y espacios industriales. La Parroquia de Nuestra Señora de las Angustias que alberga a la patrona del municipio, es otro de ellos. Es una sencilla iglesia mudéjar de una sola nave y cubierta con armadura. Fue una iniciativa del obispo Claudio Sanz y Torres de finales del siglo XVIII, motivada por el crecimiento poblacional que hacia pequeña la vieja ermita.

"Próximamente esperamos abrir el Centro de Interpretación Paleontológico de Viator, conocido como el Museo de La Ballena . Este edificio cuenta con tres salas en una sola planta. En una de ellas se ha colocado una ballena fósil encontrada en el yacimiento Monte Palmo de Salas, entre los términos municipales de Almería y Viator, pero dentro de terrenos del Campamento Militar Álvarez de Sotomayor", explica la alcaldesa, María del Mar López.

La gastronomía también es otro de sus puntos fuertes. Para disfrutar de ella contamos con un amplio número de bares donde disfrutar de excelentes platos y del clásico tapeo almeriense.

Los principales motores económicos de la localidad, además de la agricultura, es su creciente polígono industrial de La Juaida, en el que se asientan centenares de pequeñas y medianas empresas que trabajan a nivel provincial y nacional. A ello se suma también contar con la Base Militar Álvarez de Sotomayor, otro de los motores económicos de la localidad, por el gran número de puestos de trabajo que genera y la afluencia de personal que recibe diariamente. Además, se ha convertido en uno de sus baluartes publicitarios y turísticos al ser un referente a nivel provincial e internacional por el gran número de misiones militares que llevan a cabo los efectivos que se ubican en la base.

A la hora de definir a sus vecinos, la alcaldesa lo tiene muy claro: "son amables, hospitalarios y, por supuesto, trabajadores. Los viatoreños son ciudadanos participativos e involucrados con el municipio. Contamos con muchas asociaciones y colectivos que impulsan actividades y proyectos. Entre ellas, la asociación juvenil 7 de Marzo, la Pisaica de la Virgen, la asociación El descanso, Mujeres en Igualdad, Amuvi, diferentes peñas como la de la Unión Deportiva Almería o la del Athletic".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios