El municipio rinde homenaje al poeta pastor con una placa en Los Baños

  • Alfonso López era un enamorado del sendero que ahora cuenta con una distinción

Comentarios 1

Alfonso López era el poeta del pueblo. Una persona humilde que pastoreaba al mismo tiempo que escribía experiencias en primera persona, en miles de versos. El Ayuntamiento de Pechina ha promovido por medio de su concejal de Cultura, Juan Sáez, la colocación de una placa para rendir homenaje a este escritor ya fallecido. El lugar donde está expuesta, en el sendero de Los Baños de Sierra Alhamilla, no es casual. "'El era un enamorado de la zona, del campo y de los paisajes naturales, por eso decidimos que era este el sitio ideal", afirma el edil. "Lo que queríamos era adecentar el terreno, estaba lleno de letreros en los que se leía Agua no potable o Agua no clorada, etcétera, que aunque necesarios, afeaban el terreno".

Contó desde el primer momento con la complicidad de la alcaldesa de Pechina, María de los Ángeles Morales, que respaldó la puesta en marcha de esta placa. Un majestuoso atril sirve para elevarlo, casi hasta el cielo "para embellecer esta fuente tan emblemática del lugar, en la página izquierda del libro de mármol se puede leer: Pechina, 29 de enero de 2012, haciendo referencia al día en que quedó inaugurado el camino, Milagro, del Oasis de Sierra Alhamilla su agua minero medicinal, que ha sido disfrutada por los fenicios, los romanos y más tarde por los árabes, que emana a 58 grados centígrados y en la página derecha de este libro, hemos querido dejar reflejado nuestro pequeño homenaje a este hombre".

De este modo, han elegido para plasmar los cuatro primeros versos del Romance a Los Baños de Sierra Alhamilla, que dicen así: "Muy serenada mi alma / en este paraje queda / los corceles de la vida / galopan aquí sin riendas".

Tanto los miembros del equipo de gobierno como los vecinos están muy satisfechos con el resultado del acondicionamiento de los senderos, afirmando que esperan que sean muchos los que disfruten de este paraje natural, que enamoró en su día al poeta Alfonso López, cuya huella ya queda perenne en una de las zonas a las que más devoción y afición tenía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios