El municipio vuelve a tener, tras una semana, agua potable en sus grifos

  • Ayer se llevaron a cabo los últimos arreglos en el sistema de suministro

El suministro de agua ya ha dejado de ser un quebradero de cabeza para los vecinos de la Entidad Local Autónoma de Balanegra. Durante la tarde de ayer, técnicos del Ayuntamiento terminaron con los acoples de tuberías y la limpieza de las mismas del barro que albergaban por las fuertes lluvias que tuvieron lugar a finales de la semana pasada y que habían provocado el corte en el suministro.

De esta forma, una semana más tarde, el agua que se bombea hasta los grifos de los hogares de Balanegra es potable y limpia. "La reactivación del suministro se ha retrasado porque en estos dos últimos días, nuestros técnicos han encontrado grietas en las tuberías que han tenido que ir arreglando" señala la alcaldesa de Balanegra, Mercedes Tapia.

Durante todo este tiempo, han sido dos comunidades de regantes (Balaverde y Playa de Balanegra) las que han suministrado su agua potable de riego para abastecer la demanda de todos los vecinos del municipio. Una petición que, a su vez, se vio complementada con la de varias cubas que durante el fin de semana repartieron agua para paliar el consumo humano.

La primera edil ha señalado nuevamente que "no sabemos como vamos a pagar el coste de las cubas ya que no tenemos fondos para poder afrontar al pago" y ha recordado que va a solicitara la Diputación u otras administraciones ayudas económicas para afrontar la carga económica provocada por las fuertes lluvias.

En este sentido, Tapia ha puntualizado "que los vecinos no han sufrido en ningún momento escasez de agua potable ya que las cubas y el desvío realizado por las dos comunidades de regantes han garantizado en todo momento que esa situación no llegara a producirse".

Los hechos se remontan al pasado jueves cuando las fuertes lluvias, que continuaron a lo largo del día del viernes, provocaron la inundación de la rambla que recorre Balanegra y que, por ende, propició que las tuberías que se encargan de llevar el agua potable hasta los hogares de Balanegra quedaran totalmente anegados de barro y lodo.

Desde ese momento, maquinaria y trabajadores del Ayuntamiento han trabajado intensamente para limpiar todos los conductos y asegurar así que el agua que llegara a los hogares de Balanegra fuera totalmente potable y limpia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios