Las obras del bombeo de la Balsa del Sapo se 'mudan' a septiembre

  • Los afectados se manifestarán el 28 de junio para que se declaren de emergencia ya que con los nuevos plazos no habrán concluido antes de marzo del año que viene

Los miembros de la asociación Cañada de Las Norias, que representa a los centenares de afectados por las inundaciones de la Balsa del Sapo, han manifestado su indignación tras reunirse con la delegada de Medio Ambiente, Sonia Rodríguez. Una reunión en la que estaba previsto se dieran a conocer los plazos administrativos de las obras del nuevo bombeo anunciado por la Consejería de Medio Ambiente.

Pese a que los afectados han afirmado por activa y por pasiva la necesidad imperiosa de que éstas estuvieran listas antes del inicio de la época de lluvias, su sorpresa fue mayúscula al conocer de boca de la delegada que "las obras no comenzarán hasta mediados de septiembre como muy pronto y el plazo de ejecución será de unos seis meses. Es decir, si no hubiera ningún tipo de problema se podría estar evacuando agua en marzo de 2012", afirma el portavoz de la asociación, Juan Bartolomé Escobar.

Un auténtico jarro de agua fría dado que tal y como ha explicado Escobar "para esa fecha las lluvias del invierno ya habrán provocado la inundación de fincas, edificios públicos, la carretera, además del colapso de la red de alcantarillado con las consiguientes pérdidas económicas". El retraso en el inicio de las obras se debe a que finalmente, en vez de ser declarada obra de emergencia, tal y como aseguró el propio consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo al presentar este nuevo bombeo hace un par de meses, se pretende sufragar con fondos europeos.

Tras este encuentro, la asociación convocó una asamblea general de afectados por la problemática de la Balsa del Sapo. En dicho encuentro se expuso el proyecto realizado por Medio Ambiente "que consiste en una conducción de 800 mm de diámetro que junto al sistema de impulsión permitirá la extracción de 500 litros por segundo de agua del paraje ejidense,", apostilla Escobar.

Asimismo asegura que, el ambiente se crispó entre los presentes cuando les trasladaron la fecha de inicio de las obras apuntada por la Junta de Andalucía "provocó la indignación entre los asistentes y el llamamiento a la protesta". La asociación ha convocado una concentración para el próximo martes, 28 de junio, a las puertas de la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía. "Se ha elegido este lugar pues se trata un tema de seguridad ciudadana y pensamos que la Junta de Andalucía debería declarar de emergencia la ejecución de un proyecto que está finalizado a la espera de empezar a trabajar de inmediato", asegura Escobar.

El coste de construcción de la primera fase del proyecto, que llevaría el agua hasta la rambla de El Cañuelo, es de 8,4 millones de euros, "permitiendo así evitar más daños en una población de 10.000 habitantes", apostilla Escobar. El retraso en el inicio de estas obras supondrá unas pérdidas económicas de más de 3 millones de euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios