La oleada de robos provoca que los agricultores duerman en sus fincas

  • Coag ha denunciado el aumento de incidentes en Balerma durante la Semana Santa Los productores se sienten "indefensos" y piden más patrullas de vigilancia nocturna

No es la primera vez, ni será la última. El agricultor ejidense David Fernández ha sufrido sendos robos en el arco de apenas tres días. El Jueves Santo le robaron la grifería del sistema de riego de su invernadero, en Balerma, y cortaron tanto las gomas principales como las secundarias, además de romperle la banda para entrar a la explotación. En la madrugada del sábado al domingo, los ladrones volvieron a entrar en su finca y se llevaron el motor de riego.

"Nos sentimos indefensos. La vigilancia es insuficiente. Por Balerma es raro cruzarte con la Guardia Civil", asegura. Tanto él como sus compañeros del sector piden más vigilancia, especialmente en horario nocturno. Y es que el caso de Fernández no es el único. "Me han robado más veces pero es la primera que denuncio. La Guardia Civil me dijo que en la misma zona y en esos mismos días habían otros seis casos de robo".

Un vecino suyo, también agricultor, es uno de los afectados. "A él le quitaron la abonadora y la goma y productos para sulfatar".

El agricultor conoce a compañeros que llegan a dormir en sus explotaciones para evitar robos. "Cuando se escucha que ha habido casos, muchísima gente se queda dentro de su finca por la noche para evitar que a ellos también les entren". Se trata de una práctica peligrosa, ya que implica un posible 'encontronazo' con los cacos. Sin embargo, muchos prefieren arriesgarse como práctica disuasoria, a perder sus enseres para el trabajo o sus cosechas.

La organización agraria Coag Almería ha tenido conocimiento de los nuevos robos en explotaciones agrícolas y recuerda que, hace poco más de una semana, advirtieron a la Subdelegación de Gobierno y solicitaron una reunión para tratar el tema del repunte de robos que estaba habiendo en las explotaciones agrícolas y ganaderas, a la vez que solicitaban el aumento de efectivos de cara a los días festivos para evitar el aumento de robos que finalmente se ha dado.

El secretario provincial de Coag critica que "la Administración ha vuelto a hacer caso omiso a nuestras peticiones y ahí están las consecuencias. Los agricultores y ganaderos no pueden estar pendientes de día y de noche de sus explotaciones por lo que es imprescindible que se refuerce la seguridad y que, además, se hagan controles más exhaustivos en los centros de venta de los materiales robados".

Recuerda que aquellas personas que compren material de segunda mano deben comprobar que éste no es robado exigiendo al vendedor su correspondiente factura de compra, ya que aquéllos que adquieran material robado también están incurriendo en un delito. Además insiste en que "debe de ser de forma paralela un delito también perseguido por la Guardia Civil".

Durante el pasado Pleno municipal, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, admitió que "en este momento es complicado incrementar los cuerpos de seguridad, si bien es cierto que puntualmente se refuerza la Policía Nacional".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios