Un palacete por tres reales

  • Una página inmobiliaria recoge la venta de la Casa del Rey Boabdil El Chico por 299.000 euros El inmueble data de mediados del siglo XVIII

Si tiene 300.000 euros y ganas de emular, salvando las distancias, a Felipe VI está de enhorabuena. La página inmobiliaria www.milanuncios.com alberga en estos momentos la venta de la Casa-Palacio del Rey Boabdil El Chico, un inmueble ubicado en Fuente Victoria, Entidad Local Autónoma de Fondón, y que cuenta con un importante valor histórico al tratarse de la vivienda donde residió Don Juan de Austria durante el tiempo que duró la persecución de los moriscos en la zona. "Por otra parte, su caracterización actual testimonia el auge económico en la Alpujarra almeriense durante el siglo XVIII, y la instalación de la pequeña nobleza en la zona, vinculándose a actividades de producción agrícola", se detalla en la web www.almeriapedia.com.

El anuncio señala que cuenta con unos 2.000 metros cuadrados construidos en cuatro plantas con un jardín de 2.500 metros cuadrados y estipula que su año de construcción es de 1490 aunque según su catalogación, es una construcción barroca realizada aproximadamente en 1742.

Llama la atención el hecho de que se apunte que está "parcialmente reformado", y no incide en que presenta un estado de abandono extremo lo que ha derivado a que peligre su estabilidad pese a estar catalogado como monumento histórico por parte de la Junta de Andalucía, algo que sí apunta el anuncio.

En el mismo también se especifica que "existe proyecto hotelero y ocio" y que la tasación real del inmueble es de 596. 000 euros, por lo que su precio actual se ha reducido a la mitad.

El anuncio que fue renovado en septiembre, aunque lleva listado en la web desde un año antes, acumula en estos tres úlitmos meses casi 25.000 visitas de las que solo un centenar de interesados han dado un paso más y se informaron del teléfono.

Arquitectónicamente, su importancia radica por ser el tipo de vivienda que más ha persistido, dentro de la arquitectura doméstica almeriense y que íntimamente va ligada a una clase social económicamente poderosa pese a que su estado casi de abandono atestigüe lo contrario.

El inmueble pertenece a la familia Hita que lo adquirió a principios del siglo XX a su anterior propietario, Manuel Loyzaga. Además de vivienda, hasta hace unos años, la casa ha tenido usos tan dispares como almazara o secadero de jamones. Hay que recordar que su expediente como Bien de Interés Cultural se inició por resolución de la Consejería de Cultura de la Junta en diciembre de 1989.

Desde ese momento se le han buscado muchos usos para poder impulsar su rehabilitación como residencia de ancianos, parador, alojamiento turístico, etc., pero hasta el momento ninguno ha terminado fructificando. Por ahora impera el deseo de la familia de venderlo pero tampoco hay comprador. Están a tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios